Tabare se puso la gorra

Las heridas abiertas de América Latina

Uruguay: polémica por indemnizaciones a militaresPara los organismos de derechos humanos, el proyecto de Tabaré Vázquez "resulta inaceptable" y "crea un precedente bastante peligroso".
Pagarían 150 mil dólares a familias de 18 militares y 34 policías.

29.03.2007 | 10:58 Montevideo.- El gobierno de Uruguay y grupos defensores de los derechos humanos polemizaron hoy acerca de un proyecto que busca reparar económicamente a familiares de militares y policías muertos a causa de enfrentamientos armados entre 1962 y 1976, cuando se gestaba e instalaba la última dictadura en este país.

Javier Miranda, integrante de la organización Madres y Familiares de Detenidos Desaparecidos, declaró que la iniciativa, enviada el martes pasado por el Poder Ejecutivo al Congreso, "resulta totalmente inaceptable" desde el punto de vista "moral". A su entender, el proyecto "equipara a las víctimas del terrorismo de Estado con funcionarios públicos que sufrieron daños en el cumplimiento de sus funciones".

A su vez, el coordinador del Servicio de Paz y Justicia, Guillermo Payseé, consideró que al reparar a militares y policías el proyecto "crea un precedente bastante peligroso", publicó hoy el diario "Ultimas Noticias" de Montevideo.

La iniciativa, que lleva la firma del presidente Tabaré Vázquez -que lidera la coalición de izquierdas Frente Amplio- prevé el resarcimiento económico de 150 mil dólares a los familiares de 18 militares y de 34 policías muertos en choques armados entre 1962 y 1976. También prevé la misma indemnización para 14 civiles afectados por esos enfrentamientos y 26 desaparecidos.


sigue



Casi 4.700 personas que estuvieron presas, fueron exiliados políticos o vivieron en la clandestinidad durante la última dictadura en Uruguay (1972-1985) solicitaron recibir una pensión o un complemento jubilatorio por los años no trabajados, un beneficio previsto en una ley votada en diciembre pasado.

Mientras, el vicepresidente uruguayo, Rodolfo Nin, respondió hoy a los cuestionamientos de las organizaciones defensoras de los derechos humanos. "Más que discutir sobre qué fue lo que pasó, nos importa cómo resarcimos el dolor de ese enfrentamiento" entre grupos armados de izquierda que actuaron en Uruguay a fines de la década de los sesenta y comienzos de los setenta, y militares y policías, alegó.

"El Poder Ejecutivo lo que quiere es tener una mirada igualitaria, igualadora, sobre los dolores que causó ese enfrentamiento. Discutir lo conceptual puede hacer perder de vista las sensibilidades más profundas de una parte de la sociedad", añadió Nin en una rueda de prensa.

El vicepresidente consideró que con la indemnización a familiares de militares y policías se da "un paso más" para reconciliar a los uruguayos tras las heridas que dejó el régimen de facto.

Fuente: DPA
http://www.perfil.com/contenidos/2007/03/29/noticia_0012.html