About Taringa!

Popular channels

Tarifazo oculto: hasta el 44% de las boletas son impuestos

El tarifazo oculta otro tarifazo, uno que está ahí hace tiempo, pero que se potencia con cada aumento de la luz o el gas. Es el tarifazo del propio Estado, el zarpazo al bolsillo del consumidor a través de impuestos nacionales, provinciales y municipales que vienen incluidos en las boletas. Hasta 44% del total de cada factura está destinada a las arcas estatales.



El ajuste en las tarifas se ha transformado en un problema político central para el Gobierno, que está en suspenso midiendo los ritmos de la futura decisión de la Corte Suprema, el riesgo de que la oposición intente un nuevo avance en el Congreso, la posibilidad de que las empresas distribuidoras de gas y electricidad entren en una crisis económica grave. En ese contexto, los más altos funcionarios han hablado del esfuerzo que está haciendo la población al enfrentar la quita de subsidios. Pero dejan de lado el esfuerzo que el propio fisco podía hacer.

Empecemos con una factura de gas, con un consumo de 200 m3, en categoría residencial. El cargo fijo, en Neuquén, es en ese caso de $ 60,08 y el valor del gas sumó $ 665,87. Con el mismo consumo, en La Plata, el cargo fijo fue $ 61,57 y el costo del gas, $ 707,47. En sí, prácticamente lo mismo. Pero, si se resta el subsidio patagónico, el usuario neuquino pagó el servicio $ 818,29, y el platense, $ 1.168,59. Más de $ 300 de diferencia. ¿Cuál es la razón? La carga impositiva.

En Neuquén la boleta incluye $ 11,10 de ingresos brutos, $ 15 del fondo Focegas, y $ 66,42 de IVA. En total, el 17,36% de lo que paga el usuario son impuestos. En La Plata, el Focegas es igual, $ 15, pero Ingresos Brutos trepa a $ 30,08 y como el IVA se calcula incluso sobre esos impuestos, llega a $ 170,97. Pero además hay $ 73,27 de impuestos provinciales y $ 110,23 de tasas municipales. En otras palabras, de cada $ 100 que paga el cliente de gas en La Plata, $30,33 se los quedan los fiscos nacionales, provincial y municipal.

La carga impositiva, además, es variable según la categoría de usuario: los comerciales están exceptuados de algunos tributos que golpean a los residenciales. Pero hay usuarios industriales y comerciales que pagan hasta 27% de IVA. Además, la situación cambia según la provincia o municipio de que se trate. En el caso de Avellaneda, por caso, tienen un tasa específica para el gas del 8% de la factura. Hay otros cargos que se suman en algunas boletas, como el 0,4% de subsidio patagónico, aunque ya no existe el 0,6% del fondo de interconexión que gravaba hasta hace poco las facturas de la electricidad.

Hablando de la electricidad, precisamente, la situación es similar a la del gas. En el caso de la Capital Federal, la boleta incluye, claro, el 21% de IVA, y un 6,38% de tasas municipales. En total, la carga impositiva sobre la boleta es del 27,98%. Pero es mucho mas gravosa la cosa en la provincia de Buenos Aires, apenas cruzando la General Paz. Allí hay que sumar el impuesto al Servicio de Electricidad (10%), el Fondo Especial de Grandes Obras (5,5%), la contribución municipal (6,42%) y la provincial (0,64%). En total de cada 100 pesos que el cliente bonaerense paga en promedio a las empresas eléctricas, 44,17 pesos son impuestos.

Tomemos el caso de un usuario de Tigre, con una factura de $ 995,42 por 1.383 kW. De ese total, la electricidad consumida es menos de la mitad, $ 405,51. El cargo fijo de la empresa suma otros $ 66,90. En total, $ 472,41 puramente de energía. ¿Y el resto) Hay $ 76,23 para el ente regulador (ENRE), $ 115,21 de IVA, $ 60,65 de tasas municipales, $ 88,56 de tres cargos provinciales distintos. En total, $ 340,55 de tasas e impuestos. Más de un tercio de la boleta.

Veamos el caso de un usuario de Villa del Parque, en la Ciudad de Buenos Aires. Entre cargo fijo y consumo de electricidad tiene $ 128,86, por un consumo de 425 kW. A eso se suman $ 10,49 para el ente regulador, $ 7,61 de cargos municipales y $ 25,05 de IVA. En total, $ 43,15 de impuestos. Como en el caso del cliente bonaerense, algo menos de un tercio de lo que pagó fue al fisco.

Entre el 17 y el 44 por ciento de las boletas, así, se los queda el fisco. Vaya una ironía: muchos de los representantes de esos distritos que embolsan dinero a costa de las boletas de luz y gas son quienes luego despotrican contra el tarifazo. Las vueltas de la política son complejas.
23Comments