Popular channels

Tentativa de femicidio: baleó a su ex esposa





Lo imputaron por tentativa de femicidio tras balear a su ex esposa en Arroyo Seco





La imputación y la prisión preventiva fueron ordenadas por el juez Héctor Núñez Cartelle durante la audiencia imputativa que tuvo lugar ayer en los tribunales de Rosario.

Un hombre de 52 años que el martes pasado le disparó a su ex mujer con una escopeta fue imputado ayer por tentativa de femicidio y homicidio calificado por el vínculo, y portación ilegítima de arma de fuego en calidad de autor. El caso, que conmocionó esta semana a la ciudad de Arroyo Seco, donde ocurrió el hecho, terminó con la detención y prisión preventiva del presunto autor, que será sometido a exámen médico forense para determinar si sufre alguna enfermedad y se determine si comprende la criminalidad de sus actos.

La imputación y la prisión preventiva fueron ordenadas por el juez Héctor Núñez Cartelle durante la audiencia imputativa que tuvo lugar ayer en los tribunales de Rosario, donde el imputado se abstuvo de declarar y el fiscal Adrián Spelta fundamentó el pedido de prisión preventiva como medida cautelar. La representante legal del imputado, Angélica Gauna, solicitó que se someta a tratamiento médico a su asistido. El juez dispuso también que la mujer sea derivada a un centro de atención a las víctimas de la violencia.

El hecho ocurrió el martes pasado, a las 16, cuando Juan Bautista C., de 52 años, disparó con una escopeta contra la vivienda de María Silveria R., de quien está separado de hecho, y le produjo una herida en la parte superior de la espalda. Las primeras informaciones daban cuenta de que el hombre intentó primero prenderla fuego, aunque con el correr de los días la mujer habló de distintas circunstancias. Incluso, la víctima dijo que estaba dispuesta a perdonarlo y confió que "se le va a pasar".



Violencia permanente.

María estuvo diez años con Juan, un hombre oriundo de Vera pero que vive en Arroyo Seco y trabaja como empleado en un frigorífico.

Era una casa donde "era todo agresión. Me decía cuanto se le ocurría delante de los hijos", según el relato de la mujer. Si bien ella decidió dejar la casa hace cuatro meses, la situación de maltrato se mantenía cada vez que se veían.

"No creía, no lo creía de él", dice ahora María, a quien su ex marido la amenazó de muerte en numerosas oportunidades aunque ella no creía que finalmente concretara un ataque semejante.

No obstante, la mujer reconoció que la pareja vivía peleando, y que ella estaba "todos los días con presión alta, en el hospital. El me decía que me iba a matar pero no lo tomaba en serio porque no lo creía así, nunca", aseveró.

La mujer narró ese mismo día a los medios que su ex pareja, con la que sigue legalmente casada pero separada de hecho, fue a la casa "nervioso, sacado". Contó que Juan intentó rociarla con combustible para prenderla fuego, que más tarde la amenazó con una una cuchilla y que se fue "corriendo hasta la chata, agarró la escopeta y me pegó el tiro. Yo estaba en la puerta y me agarró todo en la parte de la nuca".

La víctima fue derivada al Hospital de Arroyo Seco, donde dijo que tienen siete hijos en común y que no lo iba a denunciar para que no fuera preso". "Tengo miedo, tengo miedo... pero pienso que ya va a pasar. A lo mejor el hijo le va a hablar. Se le va a pasar, yo pienso que sí", confió.



Detenido

El miércoles, el agresor se presentó acompañado por su hermana en la comisaría 27ª de Arroyo Seco, donde quedó detenido. Según trascendidos, la hermana habría dicho que encontró al hombre como "perdido" en una casa fuera del casco urbano de Arroyo Seco. Sin embargo, el fiscal Spelta afirmó el mismo miércoles que el médico forense que lo vio no advirtió en el hombre trastornos que pudieran fundamentar esta aseveración.

Previamente, la casa del hombre había sido allanada, cuando éste todavía permanecía prófugo.

El jueves, mientras esperaba poder tomar declaración a la víctima, el fiscal recordó que la información que trascendió por los medios daban cuenta de que la mujer no quería hacer la denuncia. "Estos hechos no requieren de denuncia, son delitos de carácter público y la fiscalía está habilitada para intervenir, pero necesitamos contar con su declaración. Tenemos que evaluar si los maltratos vienen con anterioridad, si hubo agresiones pervias. La idea es hacerle saber que tiene el derecho de declarar, y si no lo hace, la haremos ver por nuestro gabinete para determinar qué profesional la atenderá para determinar a ciencia cierta por qué una persona que estuvo por ser víctima de un homicidio no tenga la intención de que la Justicia investigue el hecho".

Finalmente, el mismo jueves Angélica, de 42 años, habló con el fiscal. Según trascendió, no ratificó el intento de ser quemada, aunque sí la agresión, primero con el cuchillo y luego con un arma de fuego, aunque desde afuera de la casa. Una declaración que investiga si se ajusta a la prueba y a otras evidencias colectadas. Según pudo saberse, en el lugar había testigos, porque alguien intervino ante la agresión con el arma blanca. No está claro si fue la actual pareja de él o la de ella, quien tendría alguna relación de parentezco con el agresor, aunque esto está en el plano de los trascendidos.



Prisión.

Ayer, en la audiencia imputativa, el fiscal le atribuyó al acusado el delito de "femicidio y homicidio calificado por el vínculo en concurso ideal en grado de tentativa, y portación ilegítima de arma de fuego de uso civil en concurso real y en calidad de autor", y le informó sobre las evidencias del cargo.

El juez Núñez Cartelle le impuso la prisión preventiva sin término, y ordenó el examen médico forense a través de la oficina de gestión a fin de determinar si el iputado padece algún tipo de enfermeidad, y en su caso, el tratamiento a seguir, así como la comprensión sobre la criminalidad de sus actos y sus consecuencias. Además, pidió a la Fiscalía que complete la documentación faltante para que obre como evidencia, como el certificado de matrimonio del victimario y la víctima.









0
0
0
0No comments yet