Check the new version here

Popular channels

Tercer seno falso: "Se nos mintio"




El tercer seno era falso

"Jasmine Tridevil" engañó a todo el mundo informando sobre una supuesta operación en la que se implantó un tercer seno. La mujer, quien en verdad se llama Alisha Hessler, utilizaba un implante que podía ser removido en cualquier momento para engañar a todos.

La mala suerte de Hessler reveló su engaño. El 16 de setiembre, la policía de Tampa recibió una queja dentro del aeropuerto. Una mujer, en este caso Hessler, denunciaba el robo de su maleta cuando esta pasaba por la cinta transportadora.

La maleta fue encontrada y, por temas de control, la policía revisó lo que se encontraba en el interior. Fue entonces cuando encontró el implante. El parte policial, difundido por el portal TMZ, confirma el hallazgo.





El tercer seno era falso

"Jasmine Tridevil" engañó a todo el mundo informando sobre una supuesta operación en la que se implantó un tercer seno. La mujer, quien en verdad se llama Alisha Hessler, utilizaba un implante que podía ser removido en cualquier momento para engañar a todos.

La mala suerte de Hessler reveló su engaño. El 16 de setiembre, la policía de Tampa recibió una queja dentro del aeropuerto. Una mujer, en este caso Hessler, denunciaba el robo de su maleta cuando esta pasaba por la cinta transportadora.

La maleta fue encontrada y, por temas de control, la policía revisó lo que se encontraba en el interior. Fue entonces cuando encontró el implante. El parte policial, difundido por el portal TMZ, confirma el hallazgo.

El tercer seno era falso

Según supuestas declaraciones de "Tridevil", el accesorio habría costado US$5.000 y lo habría utilizado para volverse famosa en redes sociales y obtener su programa televisivo.


YA FUE NOTICIA EN EL PASADO
A mediados de diciembre del 2013, Alisha Hessler también fue la protagonista de una noticia que dio la vuelta al mundo. En esa oportunidad, la mujer fue víctima de Gabriel Urena.

Ambos jóvenes se habrían conocido en una fiesta de amigos en común. Luego de la reunión, Hessler y Urena se habrían dirigido al vehículo del sujeto para mantener relaciones sexuales. Sin embargo, todo se habría salido de control y Hessler fue agredida por Urena.

Lo insólito en ese caso fue que para no presentar cargos, Hessler condicionó a Urena a vestirse semejando a un niño castigado en el colegio y mostrar, durante 8 horas, un cartel que decía: "Golpeé a una mujer. Toque el claxon si cree que soy una bolsa de basura".


0
0
0
0No comments yet