Check the new version here

Popular channels

Tiroteo y pánico en el Parlamento de Canadá: dos muertos

Tiroteo y pánico en el Parlamento de Canadá: dos muertos



El ataque de un solitario extremista al Parlamento en Ottawa, que terminó con la muerte de un soldado y del agresor, y tres heridos, sacudió ayer el corazón de la capital canadiense y puso en alerta a Norteamérica. El comando de defensa aérea conjunta de Estados Unidos y Canadá desplegó todos sus sistemas de seguridad ante el temor de que sea el preludio de una serie de atentados terroristas.

En el momento del ataque el primer ministro canadiense, Stephen Harper, se encontraba en el recinto parlamentario, lo que provocó más alarma. Pero sus guardias lo pusieron inmediatamente a resguardo. Gran parte de la ciudad fue acordonada en un rápido operativo de seguridad.

Todo comenzó a las 9 de la mañana cuando un hombre vestido de negro, con la cara cubierta y armado con una escopeta, le disparó a un soldado que montaba guardia ante el monumento a los caídos en la guerra que se encuentra en inmediaciones del Parlamento. Luego tomó un vehículo oficial y condujo hasta las puertas del edificio, reservado sólo para personal autorizado. Bajó e ingresó al lugar, desatando el pánico de los legisladores y sus colaboradores. En ese interín el soldado herido fue trasladado a un hospital, pero murió a las pocas horas.

Decenas de comandos de las fuerzas de Seguridad llegaron al Congreso y comenzaron a desplazarse. En un primer momento se creyó que el extremista estaba acompañado por otros dos hombres, pero la policía lo descartó. La televisión mostró imágenes dramáticas de lo que ocurría en el edificio, con agentes fuertemente armados y agazapados por los corredores en busca del atacante, mientras resonaban los tiros. Según los parlamentarios, hubo al menos una treintena de disparos. Allí cayó muerto el agresor, y otras tres personas resultaron heridas.

La policía acordonó ampliamente el área e instó a los habitantes a mantenerse alejados del lugar. También llamó a los habitantes del centro de Ottawa a no acercarse a las ventanas ni subir a las terrazas. La embajada estadounidense fue la primera en ser acordonada.

Este fue el segundo ataque terrorista en la semana, ya que el lunes pasado un reciente converso al islamismo atropelló a dos soldados canadienses, uno de los cuales murió, en una pequeña localidad al sureste de Montreal. La policía ultimó a tiros al extremista tras una persecución. Ambos episodios se dan en el contexto de la participación de Canadá en la alianza conformada por Estados Unidos y países árabes para bombardear a los yihadistas del Estado Islámico en Irak y Siria,

El primer ministro Harper, quien durante el tiroteo se hallaba en una reunión con legisladores del Partido Conservador, su agrupación, condenó el ataque al que calificó de “despreciable”. Pese a la agresión, el mandatario resolvió mantener en funcionamiento tanto el Gobierno como el Parlamento. Harper conversó telefónicamente con el presidente estadounidense, Barack Obama, para quien el ataque fue “indignante”.

El Comando de Defensa Aeroespacial Norteamericano, que integran EE.UU. y Canadá, anunció que se encontraba en estado de alerta máxima. “Estamos dando todos los pasos apropiados y prudentes para estar en condiciones adecuadas de responder rápidamente a cualquier incidente que afecte a la aviación en Canadá”, afirmó la organización.

Canadá había elevado su alerta de terrorismo el martes pasado, debido a “un incremento en las conversaciones de organizaciones radicales islamistas”, según admitió Jean Christophe La Rue, vocero del Ministerio de Seguridad Pública.
0
0
0
0No comments yet