Todo normal: 35 internados por jugar a la copa

¡Vade retro, Satanás! 35 internados por jugar a la copa

Se trata de adolescentes y se estudia si estaban intoxicados, además de realizárseles exámenes psicológicos. Uno está detenido por promover el juego.


Al menos 35 estudiantes de la unidad educativa Gabriel José Moreno de la localidad de Paurito, en Santa Cruz de la Sierra, sufrieron desmayos ayer, lo que alarmó a la población. Tras indagar en el hecho, se supo que la pasada semana, 50 escolares, entre varones y mujeres, jugaron güija o "el juego de la copa"(tablero dotado de letras y números en la cual se puede entablar contacto con los espíritus de los difuntos) ofreciendo el alma de sus compañeros como ofrenda. Así lo informó el diario boliviano Página Siete.



Según ese medio, los adolescentes que ayer se desvanecieron en clases sin motivo alguno, fueron trasladados al centro de salud Pantaleón de Paurito, donde reciben atención médica. La directora de la escuela afirmó que la práctica satánica se la realizó fuera del establecimiento educativo. Los padres y estudiantes de la escuela están atemorizados por los sucesos, luego que vieron cerca de siete gallos negros muertos en el camino. Temen que forme parte del ritual que ofrecieron a Satanás.


La mayoría de los estudiantes no quiere retornar a clases y exige a las autoridades policiales revelen la nómina que los escolares utilizaron como "ofrenda”.
Según el informe médico, los estudiantes presentan alteración mental, taquicardia, sudoración y convulsiones. "Existe una histeria colectiva” dijo el médico del nosocomio del municipio al diario El Día. Serán sometidos a exámenes psicológicos y toxicológicos.

Tras las investigaciones policiales, dos jóvenes de 18 años de edad fueron detenidos acusados de inducir a los estudiantes a usar el tablero de la güija. Habrían elaborado la lista de los estudiantes que fueron ofrecidos en ofrenda. La Policía ingresó al colegio y al lote baldío donde se practicó el juego satánico.

El comandante de la Policía del Plan Tres Mil de Santa Cruz, Freddy Meneses, explicó que los vecinos de la zona denunciaron a uno de los jóvenes por inducir a esa práctica satánica. Los acusados están en celdas policiales.