Canales populares

Todos los diques llenos, como nunca

Las lluvias continúan y varios embalses deben liberar más agua para compensar los nuevos aportes. Inquietud por la crecida del río Ctalamochita.








varias regiones de la provincia de Córdoba que hace más de una semana que sufren las complicaciones por las intensas lluvias, se suman ahora otras áreas donde el exceso de agua anticipa probables problemas. Además, el pronóstico del tiempo no aporta buenas noticias: ayer hubo nuevas precipitaciones en varias zonas y se prevé que continúen hoy y mañana.

Por primera vez, al menos según los registros oficiales, todos los diques cordobeses están repletos al mismo tiempo.

El San Roque libera el máximo de agua posible, para evitar que nuevas lluvias compliquen a la zona urbana de Villa Carlos Paz.

Por el caudal del río Ctalamochita (o Tercero), se decidió ampliar la evacuación desde el Piedras Moras, con lo que se presumen más dificultadas en ciudades como Bell Ville, Villa María y otras.

Anoche, el gobernador José Manuel de la Sota, en un mensaje televisado, dijo que se trata de la “peor catástrofe climática de los últimos 50 años para Córdoba”. Anunció fondos para los consorcios camineros y canaleros.

Anoche se registraban lluvias –algunas intensas– en la zona serrana, como en otros puntos del mapa cordobés. Para hoy y mañana se prevén nuevas precipitaciones, mientras los embalses cordobeses ya no tienen más capacidad de retener aguas, y debe aumentarse el caudal que liberan.

El río Ctalamochita (el más caudaloso de Córdoba) venía siendo controlado por los seis diques que lo retienen. Pero los últimos aportes en su cuenca los colmaron y la Secretaría de Recursos Hídricos de la Provincia resolvió ayer aumentar de 180 a 280 metros cúbicos por segundo los que se liberan desde el dique Piedras Moras, para aumentar su capacidad de retención ante nuevas lluvias. El caudal promedio del río es de 27 metros cúbicos.

Esos 280 mil litros por segundo ya están generando una crecida del río que impactará, desde hoy, en los barrios pegados al cauce de varias localidades aguas abajo, como Villa María, Villa Nueva, Bell Ville, Ballesteros y otras. Aun así, ese caudal es casi la mitad del pico de crecida que sufrieron esas ciudades hace un año, cuando se liberaron hasta 500 metros cúbicos por segundo, provocando graves inconvenientes en sus zonas urbanas.

Ayer, antes que el agua llegó la preocupación para los vecinos de los barrios junto al río de esas localidades. Esos municipios trabajan desde el domingo en levantar albardones y cortar preventivamente calles en los puntos más bajos. Ayer, ya había vecinos de las zonas inundadas el año pasado que colocaron barricadas en las puertas de sus casas, levantaron muebles o que se alistan para autoevacuaciones.

Las costaneras de Villa María y Villa Nueva quedaron bajo agua ayer. Para hoy se espera que algunos barrios puedan verse complicados por agua en sus calles. La incógnita es el nivel que podría alcanzar a esa altura, según lo que libere el Piedras Moras más el aporte significativo de excesos hídricos desde pueblos y zonas rurales de toda la zona, que desaguan al río.

En la región, se montaron esta vez puntos de control y un sistema de vigilia.

Edgar Castelló, secretario de Recursos Hídricos de la Provincia, señaló que si no hay nuevas lluvias intensas, se intentará no elevar más el nivel de evacuación del Piedras Moras.

El funcionario marcó que no hay registros históricos de que, al mismo tiempo, todos los diques estén repletos. Ayer, sólo La Viña (Traslasierra) y Piedras Moras (por estrategia de compensación) estaban un metro abajo de sus vertederos. El resto los superaba.

El San Roque evacua hacia el río Suquía todo lo que su sistema le permite: 157 mil litros de agua por segundo entre el embudo, las dos válvulas y la turbina hidroeléctrica al máximo. Para comparar: la ciudad de Córdoba consume por día un promedio de siete mil litros por segundo de agua potable.

Si el área urbanizada de Villa Carlos Paz no hubiera avanzado sobre la costa del lago décadas atrás, la capacidad de acumulación del dique San Roque sería mayor.

Mensaje

Anoche, en un mensaje televisado, el gobernador José Manuel de la Sota anticipó que podría haber nuevas lluvias intensas esta semana, pidió prudencia en costas de ríos y arroyos, se comprometió a “mantener la presencia” y la ayuda de la Provincia a los damnificados “más allá de los días de emergencia”, anunció que se deberán reconstruir 250 viviendas (en Sierras Chicas) y anticipó que, tras reuniones concretadas ayer, acordó un aporte extra a los consorcios camineros de 50 millones de pesos (provenientes de la tasa vial) para reparar caminos y de 10 millones para consorcios canaleros, para reparar desagües rurales.

¿Más lluvias?
Pronóstico. En la tarde de ayer llovió en varias regiones de la provincia. Anoche, la lluvia era intensa en algunos puntos del centro y sur de Córdoba. El meteorólogo Marcelo Madelón señaló a este diario que este martes podría haber un mejoramiento apenas temporario, aunque “aún están dadas las condiciones para que siga lloviendo durante la primera semana de marzo”. Según dijo, persistirá un frente caliente que inestabilizará la región, con mucha humedad y aumento de temperatura. En ese marco, no se descartan esta semana tormentas y chaparrones, sobre todo martes y miércoles, con mejoramientos temporarios.

Después. Los modelos numéricos de pronósticos extendidos indican la irrupción de un frente frío hacia mediados de mes. Hasta entonces, no habría ninguna masa de aire que pueda barrer con la humedad, en el centro y norte de Argentina.

Suma. Los registros marcan en el aeropuerto Córdoba un acumulado ya de 602 milímetros en lo que va del año.
0
0
0
0No hay comentarios