Check the new version here

Popular channels

Todos los que rechazan el islam deben morir


Todos los que rechazan el islam deben morir

Apedrear a mujeres, arrojar desde edificios a los homosexuales o cortar la mano de los ladrones. Así se enseña la sharia en las escuelas islámicas. Una universidad de este corte ha sido inaugurada en San Sebastián.




Desde hace unos años, Londres se ha convertido en una de las ciudades más multiculturales de Europa y el islamismo ha encontrado en barrios como Newham y Tower Hamlets el semillero ideal para difundir su rama más radical. El este de la capital británica se ha transformado en una suerte de califato que tiene sus propias leyes, sus propias escuelas, sus propios líderes y sus propios templos.
Las escuelas son los lugares escogidos por los radicales para adoctrinar a los más pequeños. Hace unos meses, un grupo de periodistas destapaba la connivencia del Gobierno británico con este tipo de centros. Allí, los imanes enseñan la sharia, educando a los niños en valores tales como la inferioridad de la mujer o la enfermedad que supone ser homosexual. Los manuales son un auténtico manifiesto islamista que sigue la ideología del Estado Islámico, también de Arabia Saudí, y que distan mucho de la imagen de musulmanes moderados que las élites tratan de hacernos creer.

Un reportaje con cámara oculta grabado en uno de estos centros atestigua estos hechos. “Todos los que rechazan el islam deben morir”, asegura la profesora, ante la atenta mirada de varias mujeres que asienten con la cabeza.
El temario no tiene nada que ver con el de una escuela tradicional británica y difiere muy poco de las leyes del Estado Islámico. “Tenemos que castigar a los homosexuales, lanzarlos desde el punto más alto y apedrearlos en el suelo”, sentencia.
La profesora “enseña” a sus alumnas cómo ser una buena mujer y una “musulmana decente” en Occidente. Este punto rompe uno de los principios que articulan el argumento de la integración. Es en las escuelas británicas islámicas, financiadas con dinero público, desde donde se manipula a los jóvenes para odiar la cultura del país en el que viven y mantenerse alejados de todo lo diferente al islam.

“No es apropiado para un musulmán mantenerse en tierra de infieles”, sentencia la profesora, que recuerda que “la única respuesta a todo es Alá”.
La sharia en su estado genuino. Los yihadistas esgrimen estos mismos argumentos para cometer cientos de atrocidades y Europa consiente que estas enseñanzas se realicen también en suelo europeo. No resulta extraño, por lo tanto, los cientos de casos de jóvenes musulmanes radicalizados que, según Angela Merkel, han sido “apartados de la sociedad y residen en guetos”. Tal vez, y sólo tal vez, la educación radical también tenga algo que ver.




Primer centro en España

Este tipo de enseñanzas tendrá un lugar a partir de ahora en España, concretamente en San Sebastián. La primera Universidad de Ciencias Islámicas ha abierto sus puertas en la ciudad vasca, donde dispone ya de instalaciones propias en el Centro Cultural Islámico donostiarra.
El presidente de dicho centro, Badar Hijra, ha recordado que ya existe una institución universitaria islámica en Amberes (Bélgica) y ha precisado que la licenciatura en Ciencias Islámicas consta de cuatro cursos, tras los que los alumnos interesados podrán realizar un máster de otros dos años y finalmente tendrán la oportunidad de hacer el doctorado.
0
0
0
0
0No comments yet