Check the new version here

Popular channels

Tomó de rehén a su familia porque no le daban vino

Un joven de 23 años, adicto a las drogas y el alcohol, retuvo durante cuatro horas a una de sus primas y al pequeño hijo de ésta, porque no lo dejaban tomar.



En un tremendo suceso que se registró este viernes en la localidad bonaerense de Plátanos, en el partido de Berazategui, un joven de 23 años, que se dice es adicto al consumo de drogas y alcohol, mantuvo como rehenes a una de sus primas y al pequeño hijo de ésta, porque su familia no le permitía tomar vino.

La brutal odisea, que ocurrió dentro de una vivienda, se prolongó cuatro horas,
en las que el individuo amenazaba con degollar a las personas que se encontraban cautivas.

Finalmente, los efectivos del Grupo Halcón entraron a la casa, redujeron por la fuerza al agresor y liberaron ilesas a las atemorizadas víctimas.

Los voceros revelaron que los hechos comenzaron a las 3.10 de la víspera en una finca situada en el cruce de 38 y 156, cuando el sujeto, de nombre José Antonio, mantuvo una acalorada reyerta con sus familiares, porque no lo dejaban consumir vino, a raíz de su adicción a la ingesta abundante de alcohol.

Trascendió que repentinamente el sujeto, en un acto de violencia, echó por la fuerza a su madre a la vereda de la vivienda.

Posteriormente el hombre trabó la puerta principal con una mesa y un sillón, para luego apoderarse de una cuchilla de carnicero, provista de una hoja de 22 centímetros de longitud, con la que intimidó a una de sus primas, identificada como Rocío Florencia Toledo, de 25 años, quien en esos momentos se hallaba acompañada por su hijo, de tres.

Minutos después los efectivos de la comisaría 1ª y de la Jefatura Distrital de Berazategui arribaron al escenario del drama y, apoyados por integrantes del Grupo Halcón, rodearon el domicilio. Al ver a los uniformados, José Antonio llevó a los rehenes a una habitación, ubicada en la parte trasera del inmueble.

El individuo trabó la puerta con una cama y no dudó en amenazar que, si los policías ingresaban al lugar, iba a degollar a la mujer y a la inocente criatura.

Por este motivo, los negociadores de la Policía Bonaerense hablaron con José Antonio, con la intención de que liberara a los rehenes. La infernal odisea se prolongó hasta las 7.10, cuando los servidores públicos resolvieron irrumpir en la vivienda debido a que el atacante se hallaba decidido a no entregarse.

Con rapidez, los miembros del cuerpo de elite lograron entrar por una ventana a la habitación en se produjo a las 16.10 cuando los ocupantes de un patrullero de la comisaría 5ª de Lomas de Zamora pretendieron identificar a tres sujetos en Defensa y 1º de Octubre. Al ver a los cuyo interior estaban el sujeto y las víctimas.

Los efectivos policiales redujeron al muchacho, a la vez que rescataron
a la joven y al pequeño. Los funcionarios también incautaron la filosa cuchilla con la que el hombre pensaba matar a Rocío y al nenito.
0
0
0
0
0No comments yet