Te damos la bienvenida a la comunidad de T!Estás a un paso de acceder al mejor contenido, creado por personas como vos.

O iniciá sesión con
¿No tenés una cuenta?


Una vez más los chicos de Top Gear la han liado. Para el especial de las próximas navidades el equipo de la BBC había planeado realizar un viaje por carreteras argentinas y chilenas a bordo de tres deportivos de bajo coste, es decir, con unos cuantos años a sus espaldas pero de marcas "nobles".

Si bien realizar una filmación por tierras argentinas no supone problema alguno e incluso era una excelente idea para que los adictos al programa conociesen un poco mejor el país, sí lo es crear polémica o tratar de generarla por un conflicto tan delicado como es el de las Islas Malvinas.

¿Y cómo puede pasar esto? Pues bien sencillo. Al parecer el vehículo que conducía Jeremy Clarkson, un Porsche 928, llevaba una matrícula con las letras H982 FKL y que muchos han creído era una alusión directa a la Guerra de las Malvinas de 1982 en la que muchos argentinos murieron (para aclararte un poco las cosas, el H982 puede hacer referencia al año y FKL a Falklands, como se conoce a las Malvinas en inglés).

Según fuentes de la BBC la matricula no fue modificada ni cambiada para intentar crear polémica ni atacar al pueblo argentino, y tampoco la elección del vehículo fue intencionada (han demostrado que las placas de matrícula corresponden a la unidad en cuestión9, añadiendo que ha sido una fatal coincidencia.

¿Inocentes? ¿Culpables? No lo sabemos pero sí te podemos decir que hay otras curiosidades que nos hacen pensar un poco mal. Las placas de los Lotus Esprit y Ford Mustang que acompañaban al Porsche 928 de Clarkson tenían las siguientes combinaciones "N269 KNG" y EKH 646J". Muchos aseguran que la primera puede referirse a los 269 caídos en la batalla por parte del Reino Unido (United KiNGdom) mientras que la segunda hace lo propio con los 646 argentinos que murieron en combate (Enemies Killed 646). ¿Será buscarle tres patas al gato?

El caso es que tanta polémica con las placas ha provocado que al pasar por la provincia de Tierra de Fuego el equipo de grabación se viera amenazado por la población que no dudó en apedrear los vehículos. Al final una reunión con uno de los secretarios del gobierno provincial medió en el asunto, pidiéndole al equipo de Top Gear que se marchase ese mismo día para evitar que el malestar general fuera a mayores. A las pocas horas el personal británico se había marchado dejando allí los vehículos custodiados por la policía local.