Te damos la bienvenida a la comunidad de T!Estás a un paso de acceder al mejor contenido, creado por personas como vos.

O iniciá sesión con
¿No tenés una cuenta?
Es por el efecto combinado de la suba de precios y la falta de actualización del impuesto, estimó un informe privado. Advierten por mayores distorsiones del tributo




Los salarios reales de los trabajadores en relación de dependencia alcanzados por el impuesto a las Ganancias perdieron el doble del deterioro que por efecto de la inflación sufrieron los ingresos del personal excluido del pago del tributo, situación que potencia la presión de poderosos gremios por obtener antes de fin de año algún tipo de bonificación adicional para compensar los descuentos por el polémico impuesto.

Un informe de la consultora Ecolatina estimó en 5 puntos porcentuales la caída de los sueldos reales de los trabajadores exceptuados de Ganancias.

Pero advirtió que para quienes tributan por ese impuesto el golpe fue el "doble", ya que al deterioro producto del aumento de precios se sumó el incremento de la presión del tributo debido a la falta de medidas por parte del Gobierno.

"Las modificaciones de 2013 no corrigieron el problema que este tributo genera sobre los que sí están alcanzados: sin modificación de las deducciones ni escalas que determinan el impuesto, las subas nominales de salarios logradas en paritarias incrementan el monto a pagar", explicó el informe. Y añadió: "Por esta razón, para los que quedaron dentro del impuesto éste es un año de doble pérdida del salario real".

El análisis de Ecolatina remarcó que la actual situación agravó las distorsiones del impuesto, atentando contra su carácter progresivo. "Hoy dos trabajadores en idénticas condiciones laborales pueden no tributar de igual forma (si uno ganaba más de $ 15.000 en 2013 y el otro no). Incluso puede ocurrir que un trabajador que paga Ganancias gane menos que otro que no tributa", ejemplificó en esa línea.



También destacó que el techo de $ 15.000 para todos los trabajadores igualó a casados con solteros, y a los que tienen hijos con los que no, equiparando capacidades contributivas que son por definición distintas.

Justamente en esas distorsiones se amparan los gremios que pugnan por un resarcimiento por los descuentos del tributo. A la vanguardia de esos planteos se ubican los gremios de petroleros, bancarios, los camioneros de Hugo Moyano y los principales sindicatos del transporte.

Los petroleros avanzaron esta semana en un entendimiento por el cual las empresas de la actividad se harán cargo de compensar a su personal los descuentos por el tributo hasta un tope de entre $ 7000 y $ 8000. A su vez los bancarios, tras el nuevo paro de 48 horas que cumplieron hasta ayer, esperan acordar en los próximos días con las entidades financieras el pago de un suplemento salarial destinado a paliar la pérdida de ingresos producto del tributo.