Canales populares

Tras cuatro años en coma, murió Gustavo Cerati

Tras cuatro años en coma, murió Gustavo Cerati

Gran dolor por la muerte del músico. Gustavo Cerati había sufrido un ACV en 2010 y estuvo en coma durante los últimos cuatro años. Tenía 55 años y fue parte de una de las bandas más importantes del rock. Será velado en la Legislatura porteña, a partir de las 21. Mañana edición especial con Diario UNO.








“Me verás volar por la ciudad de la furia”. Se fue un ángel, una de las mejores voces que tuvo el rock nacional.

El músico Gustavo Cerati falleció este jueves por la mañana a los 55 años de un paro respiratorio en la clínica Alcla de la ciudad de Buenos Aires, luego de haber permanecido en coma por más de cuatro años, desde que sufriera un accidente cerebro vascular isquémico en mayo de 2010 en Caracas, Venezuela.

La noticia fue confirmada a la prensa por el director de la clínica, Gustavo Barbalace, y también por sus familiares, quienes agregaron que los restos del músico serán velados a partir de las 21 en la Legislatura porteña (Julio Argentino Roca 595).

"Gustavo murió sin ningún tipo de sufrimiento", aseguró Barbalace en declaraciones a la prensa este mediodía y precisó que el ex líder de Soda Stereo falleció a las 9 de la mañana, en momentos en que estaba solo y que en los últimos días su estado "no mostraba un decaimiento particular" sino que se mantenía estable.

El médico que asistió al músico desde que fuera derivado de la clínica Fleni cuando su estado ya parecía irreversible, indicó que en su situación de coma Cerati mantuvo con su madre una comunicación especial.

"Aunque pareciera mentira es verdad que tenía una comunicación muy especial con la madre", señaló el facultativo, que agregó que si bien "desde lo humano creí que podía haber un milagro desde lo científico sabía que era algo sumamente improbable".

Autor de himnos del rock argentino como "La ciudad de la furia" y "Té para tres", Cerati sufrió una isquemia cerebral, que derivó en un ACV, el 15 de mayo de 2010 en Caracas, Venezuela, luego de un show en el que estaba presentando su álbum solista "Fuerza Natural".

Luego de permanecer unos días en un hospital privado de Caracas, Cerati fue trasladado a la ciudad de Buenos Aires, donde fue internado en la clínica Fleni, hasta que en noviembre de 2010 lo trasladaron a Alcla, donde hoy falleció a los 55 años.

Su madre Lilian Clark, su hermana Laura y sus hijos Benito y Lisa, de su matrimonio con la modelo chilena Cecilia Amenábar, a los que se sumaban a veces sus músicos y amigos Leo García, Leandro Fresco y Richard Coleman, fueron en estos años quienes acompañaron y estuvieron más cerca del músico que se fue dejando un legado musical inmenso.

Decir adiós es crecer
Poco después de caer en coma, una viñeta se viralizó. En ella aparecían diferentes músicos sobre una nube y se la podía distinguir a Mercedes Sosa diciéndole que aún no era el tiempo de su partida.
Cuatro años peleó Cerati, abrigado en la esperanza de sus familiares y de miles de fanáticos que pedían desde diferentes rincones del mundo un despertar que no pudo ser y que el rock argentino sufrirá y las guitarras llorarán una vez más, dando un adiós no deseado por nadie.

No quiero soñar mil veces las mismas cosas
Gustavo Cerati hizo historia, no solo en Argentina sino en toda América donde gran parte de las bandas toman a Soda Stereo como referentes.

Soda sacó su primer disco en 1984 y no paró nunca de girar hasta convertirse en la banda más exitosa en Latinoamérica.

Canciones como Tratame Suavemente, La ciudad de la furia, Nada personal, Signos, Juego de seducción o Persiana americana aparecieron en la década del ´80 y quedaron para siempre en la historia del rock nacional.

Pero a principios de los 90 vino el primer cimbronazo cuando se comunicó que Soda se separaba por un tiempo, pero con la promesa volver.

Aquel momento fue usado por Gustavo para editar Amor Amarillo y en 1995 Soda volvería para sacar uno de los mejores discos de la historia “Sueño Stereo”, pero la reunión no dudaría mucho ya que dos años después emprenderían la gira que se conoció como la de “El último concierto”.

Cruza el amor por el puente
Pero Cerati no se quedó quieto y le puso fuerza a su carrera solista, que se vio coronada con uno de los mejores discos solistas hechos a nivel nacional “11 episodios sinfónicos”, donde Gustavo mostraba que ya no era aquel músico de raros peinados, sino que iba mucho más allá y que el reconocimiento de toda la esfera musical era totalmente válido.

Pero Soda Stereo se negaba a quedar en el pasado y luego de varios discos solistas, en el 2007 Soda volvió para una nueva gira: el “Me verás volver” se repitió en los mayores estadios de América y a Gustavo se lo veía contento a pesar de que la aventura tenía fecha de vencimiento porque el trío que formaba con Charly Alberti y Zeta Bosio así lo había dispuesto.

Una vez que Soda se volvió a disolver, Gustavo se metió otra vez de lleno a su carrera solista y en el 2009 sacó su último disco: “Fuerza natural”. Un año después caería en coma.

Hoy, 4 de septiembre de 2014, Gustavo no pudo pelear más o no quiso. Prefirió hacer caso a su inventiva y crecer diciendo adiós. Quizá del otro lado lo esperaba la negra Sosa, quien varias veces dijo que no había podido dormir la noche antes de cantar con él. Quizá también está el ex líder de Virus, Federico Moura y Luca Prodan, con quien le inventaron una pelea cuando eran Sumo y Soda Stereo y la desmintieron de la mejor manera, tocando juntos.

Quizá con ellos está otro grande, Luis Alberto Spinetta, esperándolo con una guitarra para volver a tocar “Bajan” y recordar porque ambos fueron la voz y la poesía dentro del rock argentino.
0No hay comentarios