Check the new version here

Popular channels

Tras la muerte de nisman se organiza un maidan

Tras la muerte del fiscal en Argentina, se organiza una revolución de colores

26 de enero de 2015— No hay ninguna duda de que el objetivo del desesperado imperio británico es utilizar la sospechosa muerte del fiscal especial argentino Alberto Nisman, quien estaba a cargo de la investigación de los bombazos de 1994 en contra del centro comunitario judío (AMIA) en Buenos Aires, para desatar una "revolución de colores" en contra de la Presidenta argentina Cristina Fernández de Kirchner, y derrocar su gobierno.

Nisman compiló un dossier de 300 páginas en donde alegaba que Fernández de Kirchner y sus aliados habían encubierto el papel de Irán en el bombazo contra el AMIA, pero el 19 de enero, el día en que se suponía se iba a presentar en la audiencia programada ante el Congreso para aportar la evidencia, fue encontrado muerto en su casa. Su dossier, que se dio a conocer posteriormente, estaba lleno de discrepancias, inconsistencias e inteligencia falsa. Esto ha llevado a cuestionarse incluso, si Nisman, un fiscal experimentado, pudo haber sido el autor de algo tan descuidado y judicialmente tan endeble.

Un artículo publicado el viernes 23 en el blog The Vineyard of the Saker, titulado "Falsas banderas y cómo empezar una revolución de color en Argentina", advierte que de hecho se está gestando "una revolución de color", con las manifestaciones en ascenso con la consigna "Todos somos Nisman", organizadas por los medios sociales en todo el país. Lo único que falta, dicen los autores, "es alguien de la embajada estadounidense que reparta galletitas", una referencia sarcástica al papel de la subsecretaria de Estado para Asuntos Europeos del Departamento de Estado, Victoria Nuland en la orquestación del golpe de Estado neonazi en Ucrania el año pasado.

Como lo destaca este blog y un artículo del 2008 del periodista investigador Gareth Porter, fuentes del FBI y del Departamento de Estado de Estados Unidos han puesto en duda repetidamente la supuesta intervención de Irán en el bombazo contra el AMIA. Por ejemplo en el caso del experto en explosivos del FBI, Charles Hunter, quien fue a ayudar con la investigación en 1994, y en el caso del ex embajador del gobierno de Clinton, Charles Cheek, quien le dijo a Porter en 1994, "hasta dónde yo sé, nunca hubo ninguna evidencia real [de la responsabilidad de Irán]. Nunca aportaron nada". Ron Goddard, entonces subdirector de la misión de EU recuerda que los investigadores no encontraron nada que vinculara a Irán con el bombazo. "Todo este asunto de Irán parecía algo endeble".

Pero ahora eso no ha importado. Desde que Nisman murió, ha aumentado el batido de tambores en los desaguaderos de Londres y Wall Street, con mensajes de que Fernández de Kirchner es culpable, que es simpatizante del "terrorista" Irán, que no se le debe permitir a las autoridades "corruptas" argentinas llevar a cabo ninguna investigación (la vocera del Departamento de Estado, Jen Psaki, pidió el viernes 21 "una investigación completa e imparcial") y que EU y Europa deben someter a Argentina y sus líderes a sanciones por violar las restricciones comerciales con Irán, a pesar de que no existan evidencias de que dicha violación haya ocurrido.

La agencia noticiosa estatal, Telam, informó el mismo viernes 23 en la tarde que en el transcurso de una hora casi simultáneamente múltiples cuentas falsas de tuiter habían producido tuits acusando a Fernández de Kirchner de asesinato, exigiendo su renuncia y haciendo llamados a manifestaciones masivas para el lunes 26 de enero.
0
0
0
0
0No comments yet