¡Tristísimo! El motochorro habló con el turista y se escusó.