Turismo estético: cada vez más extranjeros eligen la Argenti

Turismo estético: cada vez más extranjeros eligen la Argentina
Al gran prestigio de los profesionales locales, el tipo de cambio conveniente le suma un plus. Una tabla comparativa de los valores de los procedimientos más buscados

Al dólar oficial, un peso argentino vale 8.57; en tanto el dólar tarjeta cuesta 11.57 pesos, mientras que el libre ronda los 12.65. Ésa es la causa, entre otras, por la que el turismo extranjero se incrementó en los últimos años y que ya no resulte raro escuchar hablar en portugués, inglés o alemán por las calles porteñas y los principales destinos vacacionales del país.

Del mismo modo, muchos son los extranjeros que, o bien aprovechan su estadía en la Argentina para pasar por el quirófano, o vienen exclusivamente para aprovechar los bajos costos en dólares que, para ellos, tienen las intervenciones estéticas.

Además, se sabe, la Argentina tiene un nivel muy alto de profesionales, con lo cual se ofrece un producto de muy alta calidad a bajo costo, en comparación con otros países.

Así es que en los últimos años otro tipo de turista comenzó a ver con buenos ojos el hecho de pasar unos días aquí: se trata del extranjero que, tentado por la excelencia de los profesionales y el bajo costo en dólares, visita la Argentina para realizarse alguna intervención estética o quirúrgica.

El doctor Guillermo Galgano (MN 77.442), médico especialista en Cirugía Plástica y miembro de la Sociedad Argentina de Cirugía Plástica, Estética y Reparadora (SACPER) y de la Sociedad de Cirugía Plástica de Buenos Aires observó el creciente fenómeno y destacó que "es conocida la pericia y la exigencia que suelen tener los cirujanos argentinos. Si a eso le sumamos los costos bajos que tienen los procedimientos estéticos y quirúrgicos para muchos extranjeros -que vienen con dólares y pagan en pesos- el resultado es que cada vez más personas aprovechan sus viajes turísticos y se hacen algún retoque; o bien vienen solo para eso y se vuelven a sus países de origen".

Las estadísticas en tal sentido son elocuentes: según el Observatorio del Ente de Turismo de la Ciudad de Buenos Aires, sólo a esta ciudad la visitaron 1.171.929 extranjeros durante el primer semestre del año, lo que representa un crecimiento del 1,71% con respecto a igual período de 2013. Según el INDEC, en abril de 2014 llegaron al país 470.107 turistas no residentes, 32,2% más que en el mismo mes de 2013.

El crecimiento de visitantes se dio especialmente entre los que vienen de países vecinos, principalmente de Brasil, Chile y Uruguay. Galgano ofreció un ejemplo elocuente, que da cuenta de lo señalado: "Hace unos días operé a una paciente chilena, y como le gustaron los resultados, prometió recomendarme. En el momento creí que ahí quedaría la cosa, pero a la semana volvió con 15 personas más, ¡una locura!".

Y es que en muchos países –incluso en algunos vecinos- los procedimientos estéticos pueden costar hasta cuatro veces lo que se paga en la Argentina. De ahí que los beneficios sean muchos ya que con la misma plata que en sus países se hacen la intervención, en nuestro país pueden hacer turismo y además elegir entre una gran variedad de profesionales".

Nada nuevo bajo el sol


El fenómeno del turismo médico no es nuevo: desde que el país salió de la convertibilidad, muchos extranjeros comenzaron a ver de manera atractiva el hecho de hacerse intervenciones quirúrgicas y no quirúrgicas en Argentina, favorecidos con el tipo de cambio.

Del mismo modo, del otro lado del Atlántico, Marruecos es el destino elegido por muchas europeas para realizarse intervenciones estéticas por un tercio del valor que cuesta en el viejo continente. El país cuenta hoy una decena de clínicas especializadas en estética, que incluso ofrecen paquetes con alojamiento y aéreos incluido.

Según la Sociedad Internacional de Cirugía Estética, la Argentina se ubica dentro de los 10 países con mayor cantidad de operaciones, y durante 2013, se realizaron en el país 287.823 procedimientos –quirúrgicos y no quirúrgicos- .

En definitiva, ya sean extranjeros o argentinos, lo cierto es que cada vez más personas deciden realizarse algún retoque en nuestro país, tendencia que parece afianzarse de la mano de los precios bajos en relación a la moneda estadounidense.

Algunos valores aproximados