Check the new version here

Popular channels

Tuvo sexo oral para recuperar el celular

Un joven de 24 años recibió la propuesta indecente de dos ladrones que, satisfechos sexualmente, no le dieron el aparato.



En el centro de la ciudad de San Martín, un joven de 24 años le practicó sexo oral a dos hombres que minutos antes le habían robado el celular y que le pidieron este "favor sexual" a cambio de devolverle el teléfono.

"Si lo querés recuperar me lo hacés primero a mí y después se lo hacés a él, que es mi amigo", le habría dicho uno de los delincuentes a la víctima a modo de "propuesta indecente"

Pocos minutos después, en medio de la oscura noche y en un solitario descampado, el muchacho agarraba viaje al insólito pedido, aunque tras haber cumplido con su parte, debió resignarse a ver como la pareja de ladrones rompía con el trato y sin dar mayores explicaciones no le devolvía el teléfono, sino que simplemente se alejaba caminando de la escena del crimen.

El extraño caso ocurrió el domingo, a eso de las 11 de la noche, cuando un muchacho de 24 años volvía a su casa. El pibe caminaba tranquilamente por calle Mitre y Tropero Sosa, en la ciudad de San Martín, una zona céntrica que a la caída del sol se vuelve particularmente solitaria y silenciosa.



Insólita oferta

En esa esquina, donde ya han habido otros atracos memorables -el 3 de marzo pasado un hombre que viajaba en su Citroën C3 fue abordado por dos delincuentes y encerrado en el baúl durante varias horas, hasta que el vehículo terminó chocando-, el joven fue alcanzado por dos muchachos, casi de su misma edad.

Según explicaría luego a los policías que le tomaron la denuncia , uno de los asaltantes le dijo: "Dame el celular ya mismo", sin más amenazas que el tono firme de la voz.

El joven veinteañero no pudo resistirse al robo y entregó mansamente el aparato, que todavía no está claro si era un celular de última generación -de esos que vienen con pantalla táctil- o si se trataba de un teléfono un poco más viejo, de esos que ni cámara de foto trae.

En ese momento ocurrió la insólita oferta: el muchacho podría recuperar su teléfono si antes accedía a practicarle sexo oral a la pareja de delincuentes.

Acordado el trato, el trío caminó hasta un descampado que hay por allí, casi en el ingreso al barrio Nueva Argentina, donde se consumó la primera parte de lo charlado, es decir el extraño servicio sexual requerido por los delincuentes, según lo denunciado por el dueño del teléfono perdido.

Minutos más tarde y cumplido al pie de la letra la parte que le correspondía, el muchacho esperaba recuperar su teléfono, pero en lugar de eso debió resignarse a ver como los delincuentes se iban del lugar, con su celular y sin darle mayores explicaciones.

Un rato después, el joven asaltado contó lo ocurrido en la comisaría 12 y puso la denuncia. Por el momento no hay rastros de los presuntos delincuentes de los que sólo se sabe que, entre sus preferencias sexuales, se encuentran las prácticas homosexuales.


0
0
0
1
0No comments yet