Check the new version here

Popular channels

UBA premia alumnos que no son taringueros

La UBA premió a los alumnos que más se esfuerzan para estudiar

Viajan unas tres horas hasta la facultad o deben ocuparse de sus hijos y, sin embargo, tienen un promedio impecable



Algunos tienen tres horas de viaje hasta la facultad, siempre y cuando el tren funcione normalmente. Otros son padres o madres que, además de estudiar y trabajar, crían a sus hijos y mantienen un promedio impecable. Muchos de ellos son los primeros de sus familias en llegar a la universidad, y reconocen ese logro con una mezcla de orgullo y gratitud. Detrás de los estudiantes de la UBA –como del resto de las universidades públicas– hay miles de historias de esfuerzo silencioso y confianza en el futuro: 45 de esas historias fueron reconocidas este viernes con el Premio Eudeba.

Todos los años, la editorial de la UBA, junto con la Secretaría de Extensión Universitaria y Bienestar Estudiantil, reconoce a los estudiantes que reciben becas de ayuda económica en las distintas facultades y se destacan por su buen rendimiento académico, pese a afrontar situaciones socioeconómicas difíciles.

Clarín entrevistó a tres de las alumnas premiadas, que cuentan aquí sus rutinas, sus sacrificios y sus expectativas.

Son jóvenes que comparten una virtud que está de moda en los libros de autoayuda: la resiliencia, es decir, la capacidad de sobreponerse a circunstancias complicadas. Sin embargo, suelen permanecer invisibles. Pero basta con echarle una ojeada a sus libretas: sin aplazos, con las materias al día y notas excelentes, estos chicos y chicas demuestran que “la juventud” –si es que tal abstracción existe– es mucho más que los “ni ni”.

Es el caso de Cintia Romero (23) que vive en Glew, en una zona de calles de tierra, a cuarenta cuadras de la estación de tren. Se levanta todos los días a las 4 de la mañana, a las 5 sale de su casa, y entonces empieza una odisea de casi 3 horas –colectivo, tren, colectivo– que termina en la Facultad de Medicina. O el caso de Verónica Miranda Tito (20), que tiene 8,50 de promedio y ya va por el tercer año de Bioquímica en la UBA. Lo que más le cuesta es el viaje desde Paso del Rey. Netali Lambert (25), tiene una hija de 5 años y, además, por la tarde trabaja. Así y todo, el año que viene se recibirá de psicóloga: tiene un promedio de 8,23.


ASI QUE TE RECOMIENDO QUE TE PONGAS A ESTUDIAR Y DEJES EL PORNO

SI TE GUSTA MI APORTE:
PUNTUAME

PARA HABLAR CONMIGO:
MP

QUERES ESTAR AL TANTO DE MIS APORTES:
SEGUIME
0
0
0
0No comments yet