Check the new version here

Popular channels

Un argentino está preso en Rusia por llevar un porro

El protagonista de esta pesadilla es Kevin Hoistacher, un estudiante de 24 años que vive en Finlandia con su esposa y cuando iba a regresar a ese país fue apresado por tener un cigarrillo de marihuana.



Un argentino radicado en Finlandia se encuentra preso en una cárcel rusa luego de ser detenido en la frontera de ambos países con un cigarrillo de marihuana, a raíz de lo cual ahora afronta un proceso por el que podría ser condenado hasta 7 años de cárcel por contrabando de drogas. Se trata de Kevin Hoistacher, un estudiante de 24 años que vive con su esposa en la ciudad finlandesa de Tampere, quien está detenido en la prisión de San Petersburgo acusado de contrabando de drogas, a pesar de que en su poder se secuestró un cigarrillo de un gramo de marihuana que llevaba para consumo personal.
Kevin fue detenido el 23 de julio último cuando regresaba de Rusia a Finlandia en su auto, luego de dejar a un amigo en el aeropuerto de San Petersburgo.
Cuando regresaba a Finlandia, fue interceptado por un control policial en la ciudad rusa de Vyborg, cerca de la frontera de ambos países, y al requerirle el documento y ver que era argentino, los efectivos comenzaron a analizar si sus papeles estaban en regla, explicó Télam el cónsul argentino en Moscú, Jorge Zobernica.
Los policías requisaron el auto con perros entrenados en la detección de narcóticos y encontraron un cigarrillo de marihuana, motivo por el cual Kevin fue detenido.
'Pareciera ser que le encontraron una pequeña cantidad de marihuana, de 1,1 gramos, una cantidad ínfima. Pero la ley rusa pena la tenencia de marihuana y no establece cantidad mínima, no hay jurisprudencia', explicó el cónsul.
El funcionario añadió que además, 'como el hallazgo se produjo en la frontera, es decir cuando pasaba de un país a otro, la Justicia caratuló la causa como contrabando, a pesar de que es ilógico pensar que podía contrabandear tan solo un gramo' de marihuana. Tras el arresto, Kevin permaneció detenido en una dependencia policial de Vyborg y el 28 de julio fue alojado en la prisión de San Petersburgo, donde permanece desde entonces a la espera de una audiencia judicial que se realizará el 21 de septiembre próximo, en la cual su abogado intentará cambiar la calificación del delito y reclamar su excarcelación.
La madre de Kevin, Beatriz, quien tras el arresto se trasladó a Finlandia para acompañar a su nuera, Nora, y viajar a Rusia las únicas dos veces por mes que le permiten visitar a su hijo, contó que la familia esta 'desesperada' por sacarlo de la prisión. 'Está preso desde hace un mes por un cigarrillo de marihuana. No digo que no pague si cometió un delito, pero que sea por lo que corresponde, por tenencia, no por tráfico, que tiene una pena de tres a siete años', manifestó desconsolada la mujer desde Rusia.
'No lo puedo prácticamente ver y cuando lo hago es a través de un vidrio, mediante un teléfono y con una traductora, porque está prohibido que diga una palabra que no sea en ruso, que por suerte sabe hablar', contó Beatriz.
La mujer explicó que el 21 de septiembre próximo será la audiencia en la que se resolverá cómo sigue el proceso, ya que la prisión preventiva en Rusia sólo puede extenderse dos meses. El cónsul dijo que acompañará a la familia y a Kevin a la audiencia.
8Comments
      GIF
      New