Check the new version here

Popular channels

Un atacante suicida mató a 28 soldados



Un atacante suicida mató a 28 soldados




Atentado suicida deja varios muertos en Egipto



El jefe de policía local afirmó que los agresores estaban identificados y serán arrestados e indicó que pertenecían a la Hermandad Musulmana.

Egipto y Arabia Saudita consideran que la Hermandad es una organización terrorista.



Al menos 31 integrantes de las fuerzas armadas y de seguridad de Egipto murieron ayer, en dos atentados separados por pocas horas, en la zona de Al Arish, al norte del Sinaí, donde además fueron incendiados dos autos diplomáticos sauditas.


En el primer atentado, un atacante suicida estrelló un coche bomba que conducía contra un puesto de control militar, matando al menos a 28 soldados y dejando una treintena de heridos en Qaram al Qauadis, en la zona de Sheij Zuweid, 25 kilómetros al este de Al Arish. Fuentes del Ministerio de Sanidad en la provincia señalaron que el grupo armado empleó lanzagranadas RPG contra tres tanques y contra las ambulancias que habían acudido al lugar e intentaban trasladar a los heridos al hospital. Los efectivos del ejército se enfrentaron entonces a los atacantes por tierra y emplearon helicópteros Apache desde el aire.


Es el atentado que más muertos causó en un solo ataque en esta zona, señaló el portal de noticias egipcio Al Ahram Online. En el segundo hecho murieron tres miembros de las fuerzas de seguridad cuando un grupo armado abrió fuego contra un puesto de control en la ciudad misma de Al Arish, no lejos de la frontera con Israel y la palestina Franja de Gaza.


El primer episodio motivó que el presidente de Egipto, Abdel Fatah al Sisi, convocara de inmediato a una reunión de urgencia del Consejo de la Defensa Nacional para evaluar sus consecuencias y los enfrentamientos registrados en el norte de la península del Sinaí. El portavoz de la presidencia, Ala Yusef, señaló a la agencia estatal de noticias Mena que la reunión fue convocada para seguir los acontecimientos en el Sinaí, que ocurrieron cerca de la zona de Sheij Zuweid, considerado un feudo de los grupos jihadistas.


Por su parte, la máxima autoridad religiosa del país, el muftí Shauqi Alam, condenó el “ataque terrorista cobarde” y pidió al ejército y a las autoridades que respondan con “mano de hierro a los que atentan contra la seguridad de la patria y los ciudadanos”. Del atentado también se hizo eco el tradicional diario oficial Al Ahram, revelando que la mayoría de los heridos están graves.


Durante esta semana murieron más de 40 miembros de las fuerzas de seguridad egipcias en la península del Sinaí, incluyendo los de hoy.


En un tercer ataque, sin víctimas, tres personas enmascaradas arrojaron bombas Molotov contra dos autos pertenecientes al consulado saudita en Suez y los incendiaron. El pasado domingo, al menos siete policías murieron y otros cuatro resultaron heridos en Al Arish por la explosión de dos artefactos colocados en vehículos policiales blindados. También se han sucedido los secuestros, los sabotajes de oleoductos y los actos de contrabando en medio de una gran inestabilidad, principalmente en el norte del Sinaí.

El jefe de policía local, Tarek al Gazar, afirmó a la agencia Mena que los agresores estaban identificados y serán arrestados e indicó que pertenecían a la Hermandad Musulmana. Aún no es seguro, sin embargo, que se trate de un atentado político, pese a que Egipto y Arabia Saudita consideran a la Hermandad una organización terrorista, y Riad presta apoyo político y financiero a El Cairo.

El ejército egipcio actúa desde hace varios meses en el norte del Sinaí, combatiendo contra milicias islamistas y bandas de traficantes que ganaron terreno aprovechando las revueltas de la Primavera Arabe en el país de las pirámides en el año 2011, contra el entonces presidente Hosni Mubarak.

El domingo último, en otro atentado, siete soldados murieron al explotar una bomba contra los vehículos militares que los transportaban, en Al Arish, en la misma región. Los enfrentamientos entre las fuerzas militares y los agresores continuaron en la zona luego de la explosión, combates en los cuales los militares emplearon, incluso, helicópteros Apache, consignaron las fuentes.

Muchos de los atentados fueron en este tiempo reivindicados por grupos radicales como Ansar Beit al Maqdis (seguidores de la casa de Jerusalén), a los cuales el extremista Estado Islámico (EI) pidió recientemente que siguieran atacando a las fuerzas egipcias.


Todas esas acciones aumentaron tras el derrocamiento militar del islamista Mohamed Mursi el 3 de julio de 2013. Las autoridades egipcias, por su parte, han colocado la lucha contra el terrorismo entre sus prioridades en un momento de auge del extremismo islámico en Oriente Medio.


http://www.pagina12.com.ar/diario/elmundo/4-258305-2014-10-25.html
0
0
0
0No comments yet