Check the new version here

Popular channels

Un auto de u$s 8 millones con las gallinas

Un auto de u$s 8 millones con las gallinas




La sorpresa millonaria esperó casi 50 años en un garaje, hasta que al ordenar las pertenencias de un médico británico fallecido a los 89 años, su heredero halló un coche antiguo de 1937, valuado en varios millones de dólares. El raro como elegante Bugatti modelo 57S Atalante fabricado en 1937 será subastado en febrero en París y podría cambiar de dueño por 8,66 millones de dólares.


De obtener esa cifra, rompería el récord vigente hasta ahora de 6,51 millones de dólares por un automóvil en un remate, indicaron ayer diversos diarios británicos.

En total sólo se construyeron 17 ejemplares del 57S Atalante. Pero éste, rompe otra marca: sólo recorrió 42.299 kilómetros.

El exclusivo Bugatti que estuvo acumulando polvo en un garaje de la ciudad de Newcastle, Reino Unido, había sido atesorado por cerca de 50 años por Harold Carr, un excéntrico médico que murió en 2007.

Desde 1960, Carr había ignorado decenas de cartas de coleccionistas interesados en comprar su auto, que originalmente fue adquirido en 1937 por el presidente del Club Británico de Automovilismo, Earl Howe.

Carr compró el Bugatti en 1955 pero cinco años después lo guardó para siempre en su garaje.

Sus herederos también descubrieron en el depósito un Aston Martin y un Jaguar tipo E.

Uno de los sobrinos de Carr, que prefirió mantener su nombre anónimo, señaló que estaba "encantado" con el hallazgo. "Vamos a asegurarnos que el dinero sea repartido entre todos los miembros de la familia", precisó sobre el producto de la subasta.

Y es que Carr no tuvo hijos ni se casó nunca y los últimos años de su vida los pasó en su casa aislado de la sociedad.

Como aseguró su sobrino "era una persona bastante excéntrica, muchos vinieron a su casa a tratar de convencerlo para que vendiera el Bugatti y encontramos varias cartas con ofertas".

Joya mecánica. La herencia de los familiares de Carr es una joya en la historia de los automóviles. El Bugatti 57S es una especie de imán para los coleccionistas de autos. Por lo menos cuatro de los 17 fabricados están en el Museo Francés del Automóvil en Mulhouse, Alsacia, mientras que los otros están en manos privadas.

El sobrino de Carr (un ingeniero de Newcastle) asegura que cuando fue construido podía llegar a alcanzar una velocidad de hasta 209 kilómetros por hora, en comparación con los 80 kilómetros por hora que lograban los otros coches del mismo año.

Fuente
0
0
0
0
0No comments yet