Check the new version here

Popular channels

Un Avión Espía de la CIA

En 1960 un avión espía de la CIA fue derribado en territorio de la URSS y su piloto, capturado. Para bochorno de los Estados Unidos, una aeronave hasta ese momento secreta, el U-2, se convirtió en noticia mundial. Pronto salió a la luz que el avión y su papel de vigilancia no eran tan secretos como la CIA creía.

El 1º de mayo de 1960, día feriado en la Unión Soviética, un avión espía estadounidense U-2 despegó de una base de la CIA en Pakistán. Su misión era sobrevolar la URSS, fotografiar bases de misiles en los montes Urales y luego aterrizar, sin ser detectado, en Noruega. Tales misiones eran casi de rutina. El piloto de ese día, Gary Powers, era un veterano de muchas misiones parecidas.
Los estadounidenses sabían que los U-2 operaban fuera del alcance de los aviones caza y de los misiles y sistemas de detección soviéticos. Pensaban que nunca habían sido identificados. Se equivocaron. Los soviéticos sabían desde hacía años que los estadounidenses volaban sobre su territorio, pero no se atrevían a poner objeciones porque revelarlo habría puesto en evidencia que la fuerza aérea soviética era incapaz de devolver el ataque. Por lo tanto, los militares soviéticos trabajaron para desarrollar un misil tierra-aire capaz de derribar el U-2. Y ese fue el día en que dispararon su misil y el U-2 cayó en su territorio.




Desde el punto de vista político, un impacto parcial era mejor que hacer estallar el avión. El piloto pudo eyectarse y fue capturado vivo. Su juicio y condena bajo cargos de espionaje fue una gran propaganda para los soviéticos.

En cuanto al avión secreto, partes de él fueron exhibidas en Moscú como una especie de trofeo de la guerra fría. Luego trascendió que el U-2 estaba equipado con una cámara tan avanzada que era en sí misma una especie de arma de guerra. Su resolución era por lo menos cuatro veces mayor que la de cualquier cámara aérea disponible en el momento. Desde una altura de 18 kilómetros podía tomar fotografías tan nítidas que era posible ver a los centinelas en el perímetro de las bases de misiles e identificar qué tipo de rifles llevaban.

Powers fue interrogado por la KGB y luego sentenciado a diez años de prisión. Dos años más tarde, fue intercambiado por un espía ruso y devuelto a su país. El episodio pareció una victoria para la URSS. El primer ministro soviético Nikita Khrushchov reprendió al presidente estadounidense Dwight Eisenhower: “¡No violen el espacio aéreo de la Unión Soviética! Respeten nuestra soberanía. Si desconocen sus límites, ¡los atacaremos!”. Pero el
programa U-2 ya había reunido mucha información.
Las misiones anteriores le dieron a los Estados Unidos una idea clara de la fortaleza soviética, de modo que el gobierno podía negociar con la URSS desde una posición informada, gracias a los U-2 y a pilotos como el desafortunado Powers.



0
0
0
0
0No comments yet