Check the new version here

Popular channels

Un canadiense convertido al Islam, autor de los disparos que


CANADÁ El terrorista fue abatido

Un canadiense convertido al Islam, autor de los disparos que acabaron con la vida del soldado en Ottawa



Las autoridades identifican al responsable de la acción terrorista

Se trata de Michael Zehaf-Bibeau, ciudadano canadiense convertido al Islam en 2013

La Policía investiga si hubo cómplices o actuó en solitario





Un canadiense convertido al Islam, autor de los disparos que acabaron con la vida del soldado en Ottawa Vídeo: ATLAS | Foto: REUTERS




Un 'lobo solitario', un terrorista de la 'generación 2.0', como a veces se les ha llamado en Estados Unidos: un converso al Islam, con un historial de arrestos por pequeños delitos y que actúa sin pertenecer a ninguna organización terrorista.


Ése es el perfil de Michael Zehaf-Bibeau, el hombre que, según las informaciones difundían los medios de comunicación canadienses, sembró el pánico en la capital de ese país al asesinar al cabo del Ejército Nathan Cirillo, que hacía guardia en el Monumento a los Caídos, y al tratar de abrirse camino a tiro limpio en el interior del Parlamento de Ottawa, donde fue muerto. Es el segundo acto de violencia con consecuencias mortales que sufre Canadá a manos de terroristas musulmanes canadienses en lo que va de semana, ya que el lunes un policía murió a manos de Martin Couture-Rouleau, a quien las autoridades habían arrestado e interrogado el verano pasado cuando sospecharon que se iba a unir al Estado Islámico (IS, según sus siglas en inglés), que combate en Siria e Irak.


Al igual que Zehaf-Bibeau, Couture-Rouleau murió a manos de las fuerzas de seguridad. Pero su acción había tenido lugar en el pueblo de Saint-Jean-sur-Richelieu, a 50 kilómetros de la ciudad de Montreal, con lo que su repercusión había sido mucho menor. Zehaf-Bibeau -cuyo nombre era, según fuentes estadounidenses, Michael Joseph Hall, hasta su conversión al Islam en 2013- actuó, sin embargo, en el centro político de Canadá, y sus acciones tuvieron un eco mundial.


En una clara muestra del temor a que se tratara de un atentado terrorista a gran escala, el Mando Norte de Estados Unidos, que fue creado tras los atentados del 11-S y tiene como misión proteger el territorio de ese país, fue puesto ayer en estado de alerta. También fue elevado el nivel de seguridad del NORAD (Mando de Defensa Aeroespacial de América del Norte), una organización conjunta entre Estados Unidos y Canadá creada durante la Guerra Fría entre cuyas misiones está "la protección de la soberanía aérea y la defensa" de ambos países.


Tanto el Mando Norte como el NORAD tienen desde cazabombarderos hasta misiles nucleares, y la subida del nivel de alerta significaba que Estados Unidos temía que lo que estaba pasando en Ottawa pudiera ser parte de un ataque terrorista a gran escala. Así lo reconocieron ambas organizaciones, que colgaron en Twitter un mensaje declarando que habían adoptado "los pasos apropiados y prudentes para estar en condiciones adecuadas de responder rápidamente a cualquier incidente que afecte a la aviación en Canadá". El FBI estadounidense también elevó su nivel de alerta, aunque no reforzó la seguridad de ningún edificio en el país.


Disparos en el Parlamento


Toda esa alarma había sido causada por Michael Zehaf-Bibeau en unos pocos minutos antes de las 10 de la mañana, cuando primero pegó dos tiros con su rifle al cabo Cirill, de 24 años, que murió unas horas después en un hospital. Desde allí, el asesino se dirigió caminando al Parlamento. Una vez que llegó al edificio, hizo un disparo en el vestíbulo, muy cerca de la sala en la que, según la agencia de noticias Reuters, el primer ministro de ese país, Stephen Harper, se encontraba reunido con un grupo de diputados. En el vestíbulo del edificio disparó una vez, lo que provocó entre 20 y 30 tiros, en su mayor parte de las fuerzas de seguridad.

Allí es donde fue abatido nada menos que por el Sargento en Armas, que es el nombre que recibe la persona a cargo de la seguridad del edificio, que está siendo desempeñado por Kevin Vickers, un ex miembro de la Policía Montada de Canadá de 58 años. El pánico se extendió por el edificio, que estaba lleno de funcionarios, periodistas y políticos a los que las fuerzas de seguridad pusieron rápidamente en áreas consideradas seguras. Un policía resultado herido de bala en la pierna.


Búsqueda de cómplices


Ocho horas después del atentado, las autoridades seguían pidiendo a la población de Ottawa que no abandonase sus casas, mientras trataban de buscar a los posibles cómplices del asesino. Unos cómplices que nadie sabía con total seguridad si existían o no, y que podrían ser una o dos personas que, según algunos testigos, habían acompañado a Zehaf-Bibeau hasta la entrada del Parlamento.

Pero esto, como casi todo en el atentado, era confuso. El Gobierno de Canadá mantenía un silencio absoluto, y se limitaba a declarar que, dado que se trataba de "una operación en curso" no podía dar información alguna. Así es como muchas de las informaciones que se divulgaron en las horas posteriores al ataque, como un tercer tiroteo en un centro comercial, se revelaron falsas. De hecho, la mayor fuente de información esta madrugada procedía de los medios de comunicación de Estados Unidos, que citaban a fuentes del Gobierno de Obama sin identificar como origen de sus noticias.

Entre esas noticias había un goteo de informaciones sobre el presunto asesino. Aparentemente, Zehaf-Bibeau -al igual que Couture-Rouleau- estaba en la lista de 90 musulmanes canadienses a los que el Gobierno de ese país había identificado como simpatizantes del IS. Ambos seguían una cuenta en Twitter llamada 'Islamic Media', que había publicado una foto de Zehaf-Bibeau con la cara cubierta por una bufanda y un rifle en las manos, que es exactamente el atuendo que llevaba ayer cuando cometió el asesinato de Cirille, según testigos presenciales. Las autoridades canadienses habían confiscado los pasaportes de los dos presuntos terroristas, ante el temor de que viajaran a Irak o a Siria para unirse al IS.

De confirmarse todas estas informaciones, que anoche eran repetidas por los medios de comunicación de Canadá y EEUU pero aún o tenían confirmación oficial, el espectro de atentados aislados cometidos por musulmanes fanatizados por el IS se habría convertido en una realidad.

http://www.elmundo.es/internacional/2014/10/23/54484064e2704eee268b4579.html
0
0
0
0
0No comments yet