Check the new version here

Popular channels

Un desesperado intento por pegarse a Francisco



Previsiblemente, la presidenta Cristina Kirchner buscó capitalizar los cuestionamientos del Papa Francisco a la especulación financiera para su combate con los fondos buitres. En la acotada rueda de prensa que ofreció tras el almuerzo que compartió con el pontífice en el Vaticano, la mandataria traía permanentemente a colación la posición papal.


Así, la Presidenta quiere llegar este lunes a Nueva York –la segunda parte de su gira- con “la bendición” papal a su batalla contra los fondos buitre, un asunto del que hablará en la ONU y referentes financieros. Aunque una cosa es la coincidencia moral con la especulación financiera y otra la estrategia que está siguiendo el país.


La referencia más contundente a la coincidencia en la condena a la especulación que hizo la presidenta fue cuando dijo que el punto 56 de la exhortación apostólica de Francisco, El Evangelio de la Alegría, difundido en noviembre pasado, “parece escrito para la Argentina, si bien lo fue para todo el mundo”.


Allí el Papa afirma: “Mientras las ganancias de unos pocos crecen exponencialmente, las de la mayoría se quedan cada vez más lejos del bienestar de esa minoría feliz. Este desequilibrio proviene de ideologías que defienden la autonomía absoluta de los mercados y la especulación financiera”.


“De ahí –agrega Francisco- que nieguen el derecho de control de los Estados, encargados de velar por el bien común. Se instaura una nueva tiranía invisible, a veces virtual, que impone, de forma unilateral e implacable, sus leyes y sus reglas.


Por lo demás, y también previsiblemente, negó que el Papa le haya manifestado preocupación por “la gobernabilidad del país”, al desmentir al oficial de protocolo del Vaticano, el argentino monseñor Guillermo Karcher, quien lo había asegurado esta semana.


Para desmentirlo, Cristina acudió al rector de la UCA, monseñor Víctor Fernández, a quien describió como “un obispo muy cercano al Papa” y lo citó cuando este afirmó que “Francisco habla por sí mismo, no por boca de nadie”.


Curiosamente, días pasados la UCA difundió un nuevo informe sobre la situación social del país, que fue duramente criticado por “poco serio” por el jefe de Gainete, Jorge Capitanich, y el ministro de Economía, Axel Kicillof.
0
0
0
2
0No comments yet