Check the new version here

Popular channels

Un día normal en Buenos Aires: Patota mató a pibe de 13 años

Un adolescente de 13 años identificado como Leonardo Peralta murió ayer tras agonizar algunas horas luego de haber recibido una golpiza por parte de una patota en Pilar. Hay tres adolescentes demorados.



Un chico, de 13 años, murió, tras agonizar durante algunas horas por las graves lesiones recibidas, luego de ser agredido a golpes y patadas por una patota, en momentos en que junto a su primo, se dirigían a un iglesia evangélica, en un confuso episodio registrado en el partido de Pilar. Por el hecho, personal policial detuvo a tres adolescentes, sindicados como integrantes del grupo, que atacó a trompadas y estando en el piso, le patearon la cabeza, a Leonardo Peralta, quien, en estado de inconsciencia, fue llevado al Hospital Central de Pilar, donde lograron salvarle la vida de un primer paro cardiorrespiratorio, pero falleció esta mañana.

El hecho ocurrió cerca de las 18 del sábado pasado, cuando Leonardo y otro niño, un primo suyo, se dirigían a pie hasta una iglesia evangélica situada en Cortés y Fragata Trinidad del barrio Villa Verde de Pilar, pero unas cuadras antes de llegar se cruzaron con seis adolescentes, que los comenzaron a insultar por motivos que se desconocen. De inmediato, se generó una pelea, en la que el chico fue volteado a trompadas y una vez que cayó al piso, le aplicaron varias patadas en la cabeza, mientras su primo también sufrió lesiones, antes que los atacantes escaparan del lugar a la carrera, luego de la intervención de algunos vecinos.

Leonardo Peralta fue asistido por un enfermera del barrio, quien le tuvo que hacer reanimación cardiopulmonar, al encontrarlo agonizante, para, posteriormente, ser trasladado en una ambulancia hasta el Hospital Central de Pilar, donde ayer, a las 7.30, se produjo su deceso, a pesar del esfuerzo de los médicos.

Con algunos datos recogidos en la zona, más el testimonio del primo de la víctima, personal de la comisaría 1ra. de Pilar concretó varios operativos hasta dar con varios de los miembros de la patota. En tal sentido, trascendió que se demoró a tres adolescentes sospechosos, dos de 16 años y uno de 14, quienes quedaron a disposición de la fiscal Alejandra Quinteiro, titular del Fuero de Responsabilidad Penal Juvenil de Pilar, que caratuló la causa como "homicidio calificado".
0
0
0
0No comments yet