Check the new version here

Popular channels

Un dios Cristiano...










Cristiano Ronaldo es un ídolo en Madrid y en Manchester, pero en su tierra natal, la isla de Madeira, es mucho más que eso: allí es un dios.

El jugador más sofisticado de Portugal es una presencia ubicua en la isla del Atlántico. Como una reliquia religiosa, su poderosa presencia puede sentirse allí en toda su potencia.

La verdad es que el tema del deporte y, más concretamente, el del fútbol, puede dar la impresión de que no tiene mucha relación con el hecho religioso o, simplemente, con Dios.
Sin embargo, nada más lejos de la realidad.

No sé si se han dado cuenta pero han ido a parar al mismo equipo de fútbol dos personas aparentemente distintas. Vamos, totalmente distintas.

Me refiero a Cristiano Ronaldo y a Kaká.

En el otro extremo tenemos a Ricardo Izecson dos Santos Leite, más conocido como Kaká. Pertenece a la organización Atletas de Cristo y, seguramente por eso, su lema es, exactamente, “I belong to Jesús” (Pertenezco a Jesús) además de llevar grabada, en sus botas, la inscripción “Dios es fiel”.


Sin embargo, ambos tienen algo en común: la religión. Al menos eso es lo que, de principio, parece.
No sé, siquiera, si alguna de las personas que lea el artículo de hoy vio la presentación del astro portugués de nombre Cristiano o, al menos, alguno de los momentos en los que pasaba la revisión médica.

Pues para las personas que no lo vieron les digo que, entre las cosas que se pudieron apreciar fue que, colgado del cuello del jugador ya del Real Madrid, llevaba un rosario blanco que es, además, muy conocido.

Sí, ya sé que, para los tiempos que corren, tal cosa puede parecer algo rara y extraña.
Por otra parte, es más que conocida la fe que tiene el otro astro, futbolista y brasileño, Kaká.
No sé si, también, han notado, que existen, sin embargo, notables diferencias entre uno y otro.
En principio, y según el tipo de vida que parece llevar Cristiano Ronaldo el hecho de que lleve un rosario colgado del cuello quiere decir algo que es, precisamente, muy contrario al tal tipo de vida: se trata de mera apariencia.

Sobre esto ya se ha dicho mucho y no hago más que trasladar lo que, tristemente pasa: llevar símbolos religiosos (como, ahora, el rosario) se hace, a veces, por dos motivos, a cada cual más grave:
1.-Por mera apariencia.
2.-Como a modo de amuleto.




Ni que decir tiene que lo primero resulta sintomático de fariseísmo. Pero, lo segundo aún es peor porque supone, precisamente, atentar, directamente, contra el primer mandamiento de la Ley de Dios (“Amarás a Dios sobre todas las cosas”) al atribuir algún tipo de magia o resultado material al hecho mismo de adornarse con determinados símbolos religiosos.

Aunque yo no puedo juzgar en qué caso está Cristiano Ronaldo, la verdad es que con el proceder que lleva en su vida, más bien me decanto por una mezcla de las dos cosas.
Y esto, siendo, al parecer, católico, es triste.
O, al menos, que Ronaldo, de nombre cristiano, no disimulara tanto la fe que supone llevar un rosario colgado del cuello.



GRACIAS TU SI ERES CRISTIANO



0
0
0
0
0No comments yet