Check the new version here

Popular channels

Un estudio revela esclavitud oculta en Inglaterra

Un estudio revela que aun hay esclavitud oculta en Inglaterra


Según un informe elaborado recientemente por una universidad británica, la sumisión se da de forma encubierta, principalmente entre los inmigrantes. Provenientes de Europa del Este, Africa, Asia y Sudamérica, las empresas se aprovechan de su vulnerabilidad por sus altas deudas y el desconocimiento de sus derechos.



Cuando se cumplen 200 años de la abolición por Gran Bretaña del comercio de esclavos, persisten formas “ocultas” de esclavitud de las que se aprovechan algunas empresas de este país, según un informe citado en la versión virtual del periódico estadounidense El Diario de New York.

La mayoría de las víctimas son emigrantes, los más vulnerables a la explotación por traficantes sin escrúpulos debido al efecto combinado de las deudas en que incurren para emigrar, la intimidación de que son objeto, la privación de sus documentos personales y un conocimiento inadecuado de sus derechos.

El informe, elaborado por la Universidad de Hull y la organización ‘Anti-Slavery International’, señala que las víctimas de ese nuevo tráfico vienen de la Europa del Este, Africa, Asia y Suramérica.

Son empleados por los diez mil capataces que operan en el Reino Unido, algunos de ellos ilegalmente, en sectores como la agricultura, la construcción, la limpieza y el trabajo doméstico, la preparación o envasado de alimento, los servicios de salud, la hostelería y restauración y la industria del sexo.

El pasado mes de febrero, el primer ministro británico, Tony Blair, se comprometió a firmar una convención del Consejo de Europa contra el tráfico de personas, que garantiza a las víctimas protección y atención social.

Según el coautor del informe, Gary Craig, director adjunto del Instituto Wilberforce para el Estudio de la Esclavitud y la Emancipación, de la Universidad de Hull, la ratificación por el Gobierno de esa convención europea sería “un primer paso importante”.

“La protección y los servicios de apoyo que se ofrecen actualmente a los hombres, mujeres y niños víctimas de la explotación laboral son insuficientes”, critica Craig en declaraciones a El Diario de New York.

El arzobispo y premio Nobel de la paz surafricano Desmond Tutu, que colabora con los autores del informe, confiesa no haber sido hasta ahora consciente de la existencia de “esas formas (modernas) de esclavitud” y agrega que “mucha gente no cree posible que ocurran tales cosas en condiciones modernas como las nuestras”.

La primera operación de ese tipo a cargo de un inglés la llevó a cabo en 1562 el bucanero John Hawkins, quien rompió así el monopolio africano de que gozaban los portugueses.

Fuente: http://www.telam.com.ar/vernota.php?tipo=N&idPub=54435&id=134527&dis=1&sec=1
0
6
0
0
6Comments