Check the new version here

Popular channels

Un hombre intenta raptar desde un coche a una niña de 9 años



Avenida de Coslada en la que se produjo el intento de rapto. Avenida de Coslada en la que se produjo el intento de rapto. DANIEL SOMOLINOS

El intento de rapto ocurrió ayer sobre las 17.00 horas a la altura del número 5 de la avenida de la Cañada de Coslada, un municipio pegado a la capital donde ha actuado el pederasta que en los últimos meses ha raptado a cuatro niñas en Madrid causando una gran alarma social.

La pequeña se encontraba jugando sola en la acera cuando un conductor bajó la ventanilla de su coche y la llamó, según fuentes policiales. La invitó a subir al vehículo sin que, como se dijo en un primer momento, la llamara por su nombre. Sin embargo, la pequeña se puso muy nerviosa. No hizo caso y se marchó de la zona a la carrera avisando a su madre que se encontraba en las proximidades. Al mismo tiempo, el vehículo se marchó de la zona a toda velocidad.

La progenitora avisó de inmediato al 112. Hasta el lugar se trasladaron agentes de la Policía Local de Coslada que hablaron con la niña. Aunque la pequeña no sufrió ningún tipo de acoso los agentes decidieron acudir a la comisaría del Cuerpo Nacional de Policía y dar cuenta de lo sucedido.

En la avenida de la Cañada de Coslada, perpendicular a la autopista M-22, un vecino explicó ayer que intentó hacer una foto sin éxito al coche sospechoso. Otro residente señaló que el vehículo, en contra de lo que se indicó en un principio, no se marchó a toda velocidad. Con todo, se estaban revisando varias cámaras de la zona para tratar de averiguar la matrícula del turismo. Asimismo, se da la circunstancia de que el suceso ocurrió a escasos 250 metros de las dependencias de la Policía Nacional de Coslada.

Posteriormente, la niña explicó a los agentes que el sospechoso iba en un coche oscuro, tenía acento español, pelo rubio, era blanco de piel y vestía una camiseta negra.

Esta descripción coincide con la del pederasta de Ciudad Lineal que ya ha raptado a cuatro niñas en la capital en los últimos 11 meses, la última el pasado viernes cuando se llevó a una menor mulata de siete años de un parque de Hortaleza. Tras someterla a abusos la liberó en la calle de Mequinenza.

Una testigo explicó a este diario que el malhechor era alto, (1,80 centímetros), corpulento, de acento español, de unos 35 a 40 años, de cara fina y pelo rubio. También indicó que el coche era oscuro. Todas estas características coinciden con el hombre que ayer tarde intentó llevarse a la niña en Coslada.

No obstante, la Policía cree que aún es pronto para atribuir este intento de rapto al pederasta de Ciudad Lineal al que la Policía trata de localizar. «Normalmente el hombre que ha raptado a las niñas lo ha hecho con un intervalo de dos meses y no ha actuado de forma tan seguida», añadieron fuentes policiales.

Precisamente, la reaparición tras las vacaciones del hombre que ha raptado a varias niñas en Ciudad Lineal, San Blas y Hortaleza ha desatado todas las alarmas policiales y prosigue creando una sensación de psicosis y preocupación en estos barrios. Tanto que se ha decidido doblegar el número de agentes para tratar de localizar al hombre que ha raptado a tres niñas de cinco a nueve años entre septiembre de 2013 y el pasado mes de junio. Y casi con toda seguridad también es el autor del rapto de la niña mulata de origen dominicano del pasado viernes.

Hasta la semana pasada en Ciudad Lineal, Hortaleza y San Blas había nueve patrullas dedicadas exclusivamente a recorrer las calles de estos distritos en busca del pederasta. Desde ayer se han aumentado tres coches más por distritos.

Más seguridad

Además, se ha acordado doblegar la presencia en la zona de los agentes de la Unidades UPR y de la Brigada de Seguridad Ciudadana. No son las únicas acciones policiales tomadas este fin de semana en una cumbre policial a la que asistió el director general de la Policía, Ignacio Cosidó, el Jefe Superior de Policía, Alfonso Fernández y la Delegada del Gobierno, Cristina Cifuentes.

También habrá presencia en los distritos de San Blas, Ciudad Lineal y Hortaleza de agentes camuflados y vestidos de paisano. Además, la Policía Municipal va a colaborar en la investigación y también va a volcarse en la zona en tareas de seguridad.

El peso de la investigación del caso del pederasta lo sigue llevando el Servicio de Atención a la Familia de la Brigada de Policía Judicial que creó un grupo extra que está dedicado las 24 horas del día a las pesquisas y que trata de escrutar datos, edificios y vehículos sospechosos en busca del delincuente.

Mientras tanto, en el barrio la impaciencia de los vecinos aumenta. Quieren que el raptor de niñas sea detenido y lo quieren ya. Con el inicio escolar a la vuelta de la esquina, muchos padres dudan de si sus hijos estarán seguros en los colegios. «¿Quién me dice a mi que a este hombre no le de por meterse en alguna escuela?», se preguntaba Marta, preocupada por una situación «más propia de una película» que de la vida real.

Esta madre aseguró que da mucha intranquilidad saber que continúa suelto: «Si normalmente solía estar pendiente de mi hija ahora no me separo de ella ni un instante».

Y es que el miedo que el secuestrador transmite a los habitantes del noroeste de Madrid se acrecenta a causa del boca a boca. «Parece que se está riendo de la Policía. Actuar a plena luz del día en un parque que está frente a una comisaría es pura provocación», decía Miguel, en la calle Luis Ruiz, lugar donde el raptor se hizo con su tercera víctima, de siete años y de origen chino.
0
0
0
1
0No comments yet