About Taringa!

Popular channels

Un joven insultó a su jefe y deberán indemnizarlo





Un joven insultó a su jefe y deberán indemnizarlo: "No me arrepiento"








El diseñador web Martín Arroyabe insultó a su jefe y éste decidió echarlo, pero la Justicia determinó que el insulto no es causal de despido. Según el joven, que asegura no estar arrepentido, lo del insulto "fue una excusa" para despedirlo, y el verdadero motivo es otro: "Se asustó porque nos estábamos agremiando".

"Chupame la pija", le dijo Arroyabe a su jefe, dueño de la empresa Webar, que decidió despedirlo tiempo después. "Lo dije muy por abajo. En el momento me escuchó y no me dijo nada", contó el joven en el programa Guetap de radio Vorterix, y agregó: "Soy un tipo respetuoso, pero me estaba persiguiendo todo el tiempo con que si trabajaba o no. Hacía mas de siete años que trabajaba, gané premios para la empresa y todo".

El diseñador evaluó que "el insulto fue una excusa" para despedirlo, ya que había otro motivo, injustificado: "Pedimos un aumento de sueldo en forma cortés. Me parece que el dueño de la empresa se asustó porque nos estábamos agremiando". A pesar de la mala experiencia, Arroyabe afirmó: "La verdad que no estoy arrepentido, no le pedí perdón".

La semana pasada, la Sala VI de la Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo determinó que ese insulto, señalado por la empresa como "grave exceso verbal en presencia de testigos" para justificarlo, no es causal de despido. La Cámara revirtió la postura del juzgado en primera instancia y determinó que, aunque efectivamente el insulto existió, no "habría sido de tal gravedad como para justificar por sí mismo el despido".

"Considero que no asiste razón a la demandada (la empresa empleadora, Webar Internet Solutions S.A.) cuando sostiene que el hecho invocado y probado habría sido de tal gravedad como para justificar por sí mismo el despido incluso ante la antigüedad del actor y la ausencia de antecedentes disciplinarios", dice la jueza Beatriz Fontana en el fallo que compartió con la magistrada Estela Milagros Ferreirós.

No solo eso: para la Cámara, la relación laboral podría haber continuado, ya que el despedido tenía buenos antecedentes y que, con excepción del hecho que motivó el despido, el resto de la relación laboral se habría desarrollado con normalidad tanto con sus pares como con sus superiores. Por este motivo, indicaron, "el insulto proferido por el accionante a quien se desempeñaba como líder del equipo no resulta suficiente para tener por configurada en el caso la injuria grave que pudiera tornar imposible la continuidad de la relación". Por ende, si la empresa decide no revertir su decisión y no reincorporar a Arroyabe, el despido deberá ser indemnizado.
0No comments yet
      GIF