Te damos la bienvenida a la comunidad de T!Estás a un paso de acceder al mejor contenido, creado por personas como vos.

O iniciá sesión con
¿No tenés una cuenta?
Un jubilado mató de un tiro en el pecho a un ladrón que entró a su casa

Familiares del hombre de 82 años contaron que ya le robaron al menos siete veces. El delincuente cayó muerto frente a la casa de la víctima. Hasta anoche no había sido identificado.



Cuando los perros dejan de ladrar, el canto de los grillos los reemplaza como único sonido en la zona donde vive un jubilado de 82 años que ayer mató a un ladrón. La humilde casa, que sólo tiene una habitación, piso de tierra y techo de chapa, está ubicada en una zona alejada de la civilización, en Los Gutiérrez, camino a La Aguadita. Allí se enfrentó este hombre con un delincuente, a quien derribó de un disparo.

Alrededor de 30 policías se acercaron anoche a esa casa. Los peritos realizaban su trabajo mientras el jubilado los observaba desde una silla con la mirada perdida. “Ahora usted tiene que ir a la comisaría y después va a declarar en la Fiscalía. Mañana el fiscal le va a dar la libertad, quédese tranquilo”, le explicaban algunos empleados de la Fiscalía de Instrucción de la X° Nominación, a cargo de Guillermo Herrera. Le hablaban con voz fuerte para que el hombre pudiera escuchar y entender lo que sucedía.

“No es la primera vez que le pasa esto, esta debe ser como la séptima vez que le roban”, comentó una sobrina del hombre, quien prefirió resguardar su identidad para evitar que su tío sea identificado y que allegados al ladrón intentaran cobrarse venganza. “Fue en defensa propia, el ladrón estaba armado con el machete que le había quitado a mi tío”, agregó.

De acuerdo al relato de la mujer, todo empezó alrededor de las 18. “Este tipo llegó pidiéndole agua, mi tío le dijo que no tenía, entonces lo empujó y se metió en una piecita que él tiene y le sacó una bolsa con la ropa que iba a mandar a lavar. También le robó la radio y el reloj”, contó.

Un rato después, el ladrón volvió. Esta vez el jubilado estaba sentado afuera de su casa y ya había cargado un arma en su cintura. Según dijo su sobrina, el delincuente lo sorprendió desde atrás e intentó herirlo con un machete que acababa de robarle. Ambos forcejearon y la víctima disparó.

“Mi tío no tenía nada porque todo le robaron. Una vez lo dejaron atado, otra vez lo agarraron a garrotazos, llegó todo ensangrentado a la casa de mi mamá. Lo poco que iba adquiriendo se lo llevaban (los ladrones), acá no hay nada de valor”, advirtió la mujer. “Tenemos miedo de lo que pueda pasar ahora. Él se tiene que ir de acá porque ahora van a aparecer los familiares (del delincuente)”, agregó la sobrina del jubilado, preocupada.

Sin identificar

Fuentes policiales indicaron que el delincuente recibió un solo balazo que lo fulminó, a la altura del corazón, y que el tiro provino de una pistola.

Hasta anoche se desconocía la identidad del fallecido. Las fuentes estimaron que se trataría de una persona de entre 19 y 27 años como máximo. Los peritos le tomaron las huellas dactilares para tratar de establecer su identidad en la división Antecedentes Personales de la fuerza.

El jubilado, mientras tanto, quedó aprehendido en la comisaría de Alderetes y hoy será trasladado a Tribunales para que el fiscal Herrera le tome declaración. El hecho es investigado por personal de la división Homicidios de la Policía, dirigida por el comisario Marcelo Sallas.