Check the new version here

Popular channels

Un Nuevo Tsunami Pronostican

Un segundo tsunami amenaza a Indonesia
Pronostican que 60,000 personas en Padang morirían

PADANG, Indonesia (AP).— Hace dos años, un monstruoso terremoto al oeste de Indonesia provocó un tsunami que dejó 230,000 muertos y desaparecidos, desoló varios países y horrorizó al mundo. Y puede que vuelva a pasar.

Un grupo de científicos afirma que la misma falla que causó el terremoto está a punto de deslizarse nuevamente y la ciudad de Padang podría ser el punto más afectado por la fuerza de las olas.

Los investigadores pronostican que el terremoto ocurrirá en los próximos 30 años y creen que una amplia porción de esta isla densa en población quedará devastada.

“Toda esta zona marcada en rojo desaparecerá”, dijo el alcalde de Padang, Fauzi Bahar, apuntando a un mapa que tiene en su oficina que muestra los lugares donde las olas golpearían la ciudad. Los funcionarios locales han comenzado a diseñar rutas de escape y a educar a la población sobre la amenaza.

Sin embargo, inclusive con todos los preparativos, las autoridades creen que hasta 60,000 personas que residen en las zonas bajas de esta ciudad de 900,000 personas podrían morir, ya que no les daría tiempo de burlar las olas inclusive siendo alertados, o cuando el suelo comience a mecerse.

“La gente será arrasada por el agua”, manifestó Bahar.

Las advertencias ante otro posible tsunami han colocado en estado de alerta a los países del Océano Índico para acelerar la construcción de un sistema que anuncie con anticipación un posible desastre natural. La idea es similar al sistema de boyas que tienen los países del Océano Pacífico, que avisan a Japón, Estados Unidos y otras naciones de cambios repentinos del oleaje.

Si bien los países más afectados tras el tsunami han colocado sirenas y unas boyas con sensores capaces de detectar oleaje generado por actividad sísmica, aún faltan años para instalar la red de forma completa.

Cerciorarse de que el sistema funcione de un extremo a otro es una “tarea titánica”, señaló Curt Barrett, del Departamento Nacional Oceánico y Atmosférico de Estados Unidos, que participa en las obras. “Una vez que se dispare el sistema, la gente ha de saber qué es lo que tiene que hacer”.

“Ahí es donde tiene que funcionar, con las personas en sus comunidades. Toda esta información será inútil si no le llega a la persona en la playa”.

El anuncio de un nuevo tsunami se basa en la investigación de una década del respetado geólogo estadounidense Kerry Sieh y un equipo de científicos durante el estudio de una sección de la falla de Sumatra. Su conclusión es compartida por otros científicos.
0
13
0
0
13Comments