Check the new version here

Popular channels

Un Sicario Menos

En lo que parece ser un nuevo capítulo de la guerra narco en Rosario, un joven de 19 años –que había sido imputado como autor de un resonante crimen y aparecía mencionado como sicario de la banda narco “Los Monos”– fue acribillado ayer en un barrio de la zona sur de Rosario. Javier Monzón fue atacado cuando conducía un Volkswagen Gol. De acuerdo a las primeras pericias, el coche recibió más de 20 balazos.

“Javito”, como se lo conocía en el ambiente delictivo, había sido imputado en abril del año pasado como autor material del crimen de Luis Bassi, padre de Luis “Pollo” Bassi.




Desde hace un tiempo, “Pollo” es uno de los principales enemigos de “Los Monos”, la banda más poderosa de la zona, en la guerra por dominar territorios para la venta de drogas. Actualmente está detenido e imputado de ser el autor intelectual del crimen de uno de los líderes del grupo, Claudio “Pájaro” Cantero, cometido en Villa Gobernador Gálvez en 2013.

Monzón contaba con numerosos antecedentes delictivos. Ayer a la tarde fue atacado con saña, en Cabrini al 2700. Le dispararon desde un auto que luego fue abandonado tras un choque. La víctima iba a visitar a un amigo y estaba acompañado por su novia y una pareja que llevaba a una pequeña de tres años. El atentado fue directo contra “Javito”, que terminó acribillado. Dos personas –uno pertenecería a su entorno y otro sería un vecino– resultaron heridas. Las dos fueron ingresadas en el Hospital de Emergencias Clemente Alvarez, una de ellas en grave estado.

No es la primera vez que Monzón es atacado a balazos. En abril del año pasado recibió tres disparos. Días después se recuperó y fue imputado por el crimen de Bassi. Reconocimientos y pericias balísticas lo comprometían en esa causa de la que luego fue desligado porque –según explicaron los investigadores– las pruebas en su contra eran débiles.

Como una represalia a la muerte de “Pájaro” Cantero, la familia Bassi perdió a tres de sus integrantes: dos hermanos del “Pollo” fueron asesinados entre diciembre de 2013 y febrero de 2014. Pocos meses después, en octubre de 2014, fue el padre de Bassi el que murió atacado a balazos. Detrás de esos homicidios está la sombra de “Los Monos”, aunque los casos aún no pudieron esclarecerse.

La Justicia estableció que “Pollo” fue el autor intelectual del crimen de Cantero y que dos sicarios, Milton Damario y Facundo “Macaco” Muñoz, actuaron como ejecutores. Como en el caso de Bassi, los padres de estos dos jóvenes también fueron asesinados.

Anoche, los investigadores del crimen de “Javito” recolectaban datos entre los testigos que estaban en el lugar del ataque. También trataban de determinar si en la zona hay cámaras de seguridad que puedan aportar imágenes.
0
0
0
0
0No comments yet