Check the new version here

Popular channels

Un triunfo de los rebeldes

Un triunfo de los rebeldes
El primer ministro de la autoproclamada República Popular de Donetsk (RPD), Alexander Zajarchenko, ganó como era previsible. El interrogante es saber qué efecto tendrá en el acuerdo con el gobierno de Ucrania.


El primer ministro de la autoproclamada República Popular de Donetsk (RPD), Alexander Zajarchenko, obtuvo una aplastante victoria en la carrera para ocupar la jefatura de esa entidad separatista, informó ayer la Comisión Electoral Central (CEC) del territorio. “Después del cómputo del 50 por ciento de las mesas, el candidato Alexander Zajarchenko consigue más del 70 por ciento de los votos”, señaló el presidente de la CEC de la entidad separatista, Roman Liaguin, citado por la agencia rusa Interfax. Zajarchenko dejó así muy atrás a sus rivales, Alexander Kofman y Yuri Sivokonenko. Según los datos de la CEC, el Partido República de Donetsk, la formación del primer ministro, obtenía el 60 por ciento de los votos en las elecciones para el Parlamento, integrado por 100 legisladores. Liaguin destacó la elevada participación en los comicios y aseguró que más de un millón de personas ejercieron su derecho a voto en los comicios de la RPD.
La gran intriga de estas elecciones no son los resultados de la votación, absolutamente previsibles, sino las consecuencias que tendrán su celebración para el proceso de acuerdo pacífico del conflicto en el este de Ucrania. El presidente de Ucrania, Petro Poroshenko, volvió a criticar los comicios convocados por los grupos separatistas. “Estas pseudoelecciones en algunos distritos de las regiones de Donetsk y Lugansk ponen en peligro el proceso de paz”, subrayó el mandatario. El gobierno de Kiev ya había asegurado, al igual que la Unión Europea (UE) y Estados Unidos, que no reconocería los resultados por considerar que la convocatoria iba en contra de la Constitución. “Es una farsa delante de los tanques y cañones que han hecho desfilar hoy (por ayer)”, aseguró el presidente a través de un comunicado.
Además, Poroshenko tildó a las fuerzas separatistas armadas de ocupantes y exigió que Rusia siga el ejemplo de otras naciones y se niegue a reconocer las elecciones de ayer. El presidente aseguró que los comicios negaban las medidas acordadas a comienzos de septiembre en Minsk con el objetivo de hallar una solución al conflicto, que ya se cobró la vida de 4000 personas desde abril. Las filas separatistas y destacados políticos rusos salieron al cruce de las declaraciones asegurando que la votación es legítima.
El destacado político ruso Leonid Sluzki afirmó que los comicios se realizaron respetando los estándares internacionales. “Las elecciones se desarrollaron sin irregularidades, en plena concordancia con las prácticas europeas”, declaró a RIA Novosti el diputado y presidente del Comité para Asuntos de la Comunidad de Estados Independientes de la Duma (Cámara de Diputados de Rusia), que asistió a los comicios como observador. Rusia, pese a la insistencia de países occidentales a que retracte su decisión, es el único Estado que adelantó que reconocerá los resultados. Franz Klinzewitsch, del partido Rusia Unida, destacó incluso que Moscú trabajará junto con los nuevos representantes que emerjan de las urnas del este ucraniano.
Los últimos locales electorales cerraron a las 19, hora local en la región de Lugansk, luego de que los organizadores decidieran posponer la hora del cierre alegando una elevada participación. Poro-shenko denunció que los votantes eran obligados a concurrir a las urnas, a lo cual el líder de la autoproclamada República Popular procedente de Lugansk, Igor Plotnitski, señaló que no era más que la misma mentira de siempre.
En la vecina y autoproclamada república popular de Lugansk, también se esperaba la victoria de Plotniski, en una jornada electoral marcada por una elevada participación. Según las comisiones electorales de Donetsk y Lugansk, la participación superó el 60 por ciento y más de un millón de votantes acudió a las urnas horas antes del cierre de los colegios. En las imágenes difundidas por la televisión rusa de diversos lugares de votación en las zonas rebeldes se observó gran afluencia de ciudadanos, en una jornada que transcurrió en relativa calma. Actualmente, los separatistas prorrusos controlan un tercio de las regiones de Donetsk y Lugansk, territorio que incluye las capitales regionales y las ciudades más pobladas, con la excepción de Mariopol (recostada a orillas del mar de Azov), sede del 
0
0
0
0
0No comments yet