Check the new version here

Popular channels

Una actriz en miniatura

Tiene 10 años y actúa desde los 5. En la telenovela de Telefe, hace de hija de Sofía Reca. Sueña con ganar un Martín Fierro.




Con 10 años, Narella Clausen vive su propio sueño: trabajar en la televisión. Desde hace tres meses, se convirtió en Wendy, la hija de Lupe (Sofía Reca) en Camino al amor (a las 22.15, por Telefe). “Empecé a trabajar a los 5 años y supe que quería ser actriz para toda mi vida. Es la primera vez que hago una novela, pero ya había hecho publicidades, unitarios y varias cosas. Mis papás me acompañan a todos lados y me dicen que lo más importante es que la pase bien y que no deje el colegio”, indica la pequeña, que vive en Ituzaingó.

“Algunos ya me reconocen: un día fui a comprar unas películas con mi mamá, me paró una señora y me preguntó si era la de la novela. Me puse re nerviosa, no sabía qué decirle. En la salida del estudio donde grabamos siempre hay chicas esperando y, cuando me voy, mi papá frena el auto para que ellas me saluden y se saquen fotos conmigo”, dice Narella, con su tierna voz.

Cuenta que “el año pasado miraba Dulce amor y mi personaje favorito era Victoria (Carina Zampini). Todavía no le dije eso, pero sí que la miraba”. Ahora, Narella y la protagonista comparten algunas escenas. Este año, su personaje favorito es Pía (Eugenia Suárez). “Ella me gusta mucho, la miraba en Solamente vos (El Trece) y me encantaba. Siempre le dije a mi papá que quería ser como ella. Cuando me dijeron que íbamos a trabajar juntas me puse re contenta”.

En su ranking de gustos, el otro personaje de la historia que le gusta es el de Valentina (Eva de Dominici) y se confiesa fanática de Violetta, el programa de Martina Stoessel, del que se sabe todas las canciones.

“En este tiempito aprendí mucho de todos mis compañeros, son muy generosos y me tratan re bien”, afirma. Narella tiene dos hermanos: Juan Pablo, de 3 años, y Agustín, de 12, quien la ayuda con la letra que tiene que estudiar todos los días. “Hasta ahora no tuve escenas difíciles, salvo una que le tenía que decir a Rocco (Sebastián Estevanez) que mi mamá era muy mala, pero me tentaba y tardamos un ratito, porque todos terminamos riéndonos. fue muy divertido”, recuerda ahora, del otro lado del teléfono.

“Cuando tenía 5 años mi sueño era actuar y se cumplió. Ahora, mi nuevo sueño es ganarme el Martín Fierro. Siempre me pareció hermosa la entrega. Una vez mis papás me dijeron ‘ Imaginate cuando estés ahí’.

Creo que cuando llegue ese momento me voy a poner más nerviosa que cuando me paran para pedirme una foto”, se sincera la pequeña actriz, ya convertida en revelación de la TV.




0
0
0
1
0No comments yet