Popular channels

Una argentina hace lobby por presidencial yankee







La argentina que dejó todo para que Sanders llegue a la Casa Blanca

BELÉN SISA DE 21 AÑOS DECIDIÓ DEDICARSE A TIEMPO COMPLETO A LA CAMPAÑA PRESIDENCIAL DEL PRECANDIDATO DEMÓCRATA, PARA LOGRAR QUE SUS PROMESAS EN DEFENSA DE LOS INMIGRANTES SE HAGAN REALIDAD Y LE PERMITAN LLEVAR LA VIDA QUE SUEÑA EN ESTADOS UNIDOS.





Belén Sisa es una argentina de 21 años que decidió hacer a un lado su rutina cotidiana y dedicarse a tiempo completo a la campaña presidencial del precandidato demócrata Bernie Sanders, para lograr que sus promesas en defensa de los inmigrantes se hagan realidad y le permitan llevar la vida que sueña en Estados Unidos.

Belén llegó a los seis años al sureño estado de Arizona junto a su madre, luego de que su padre tomara la delantera y un año antes dejara atrás la casa familiar en el barrio porteño de Mataderos para migrar hacia el Norte en busca de un futuro mejor.

Las múltiples dificultades diarias que afrontan los inmigrantes indocumentados en los Estados Unidos llevaron a Belén a involucrarse como activista en las causas por los derechos de estudiantes de Arizona que, al igual que ella, sufrían las desventajas de no contar con estatus legal.

Desde entonces, se ha convertido en una de las principales voluntarias latinas de la campaña presidencial de Sanders en el estado de Nevada.

Belén no puede votar aún dado que debe contar con la ciudadanía estadounidense; sin embargo, motivada por “la honestidad” del senador de Vermont, no dudó en poner todo su “corazón, cuerpo y trabajo” cuando le llegó el ofrecimiento de sumarse a la campaña del precandidato presidencial socialista.

“Esta es mi casa, me crié acá, tengo mis papás, mis amigos, y quiero lo mejor para el país”, dijo la joven a Télam con una convicción y una firmeza difíciles de encontrar en alguien de su edad.

Mirando al futuro, especialmente en lo que hace a los temas de educación y defensa de los derechos de los inmigrantes, para Belén el único candidato viable es Sanders porque “no sigue lo que es popular sino lo que es correcto, y eso es algo que no hemos visto en mucho tiempo y que atrae a la gente”, afirmó.

“Como inmigrante, estoy acá indocumentada; que mi familia no esté en peligro es algo muy importante”, agregó señalando que su situación es distinta ahora tras haber sido beneficiada con un programa de estatus temporal que implementó el presidente Barack Obama para los jóvenes que llegaron de niños al país, conocidos como “soñadores”.

Sanders propuso “extender este programa, aprobar la reforma migratoria y que las prisiones que detienen a los inmigrantes cierren”, contó la oriunda de Buenos Aires citando estas propuestas como puntos fundamentales en su elección y que marcaron la diferencia con la otra precandidata demócrata, Hillary Clinton, a quien, dijo, “le tomó tiempo” tomar partido firme por estos temas.
A mediados de diciembre del año pasado, apenas finalizó sus estudios, Belén guardó las cosas en su auto y partió al estado de Nevada, vecino a Arizona.

Desde entonces trabaja “sin parar como organizadora” de campo con el objetivo principal de llegar a la gente, ya sea tocando puertas, haciendo llamadas telefónicas o participando de encuentros en la calle, y dar así a conocer al senador de Vermont y capacitar a los votantes sobre los complejos procesos electorales en Estados Unidos.

“Lo único que la comunidad latina necesita es conocerlo, porque cuando lo hace sabe claro a quién votar”, afirmó con entusiasmo la joven que ahora sigue sus ideales desde Arizona, a donde regresó trasladada por la campaña del demócrata para redoblar esfuerzos que ayuden a acortar la brecha de 12 puntos que mantiene con Clinton a nivel nacional.

Una vez que concluya sus esfuerzos diarios de preparar a los votantes para la elecciones primarias en Arizona del 22 de marzo, Sisa planea continuar trabajando a tiempo completo en la parte del país adonde la envíen, hasta que Sanders llegue a las convenciones partidarias en Filadelfia, en julio.

Manteniendo en toda la conversación su notable entusiasmo por el socialista que se convirtió en la sorpresa de este ciclo electoral por la inesperada fuerza que cobró su campaña, Belén es consciente de la batalla que implica el aparato político de Clinton en un panorama electoral, que se presenta además particularmente dinámico y poco predecible.

Si bien confesó que no siente “la misma pasión” por la ex secretaria de Estado, la voluntaria porteña no dudó en asegurar que “un presidente demócrata sería mejor que tener uno republicano”.

“A Hillary Clinton la apoyaría si fuera la presidente porque también tenemos que pensar en lo que es mejor para el país, y tener un republicano no sería lo mejor”, concluyó pragmática, Sisa.































0
0
0
0No comments yet