Una Barbie Difunta Correa generó gran polémica.

El diseño de una muñeca Barbie con la imagen de la Difunta Correa, venerada popularmente por una leyenda que asegura que alimentó a su bebe después de muerta, encendió la polémica.

















Dos jóvenes artistas rosarinos diseñaron distintos modelos de la popular muñeca estadounidense y de su compañero Ken a imagen y semejanza de iconos de la cultura popular y religiosa argentina como la Virgen de Luján, la Virgen de Itatí o el Gauchito Gil y colgaron las fotos en su página de la red social Facebook.

Las autoridades del santuario de la Difunta Correa ubicado en la localidad de Vallecito, en la provincia de San Juan, advirtieron en declaraciones a la prensa local que la imagen "está patentada y es de uso exclusivo del Gobierno San Juan".

Pool Paolini y Marianela Perelli, creadores de los muñecos alegóricos, se mostraron sorprendidos por las repercusiones de sus obras y aclararon que se trata de una "muestra de arte" y no de "una creación en serie para sacar a la venta".

"Cada pieza es única, es arte", remarcó Marianela Perelli en una entrevista con el diario La Provincia de Bahía Blanca y relató que la idea de reproducir imágenes del santoral argentino y figuras ligadas a la cultura popular surgió de una exposición anterior en la que crearon una iglesia con figuras que eran réplicas de Rodrigo, Gilda y Pugliese, entre otros.