Popular channels

Una bomba de agua, en manos de Estado Islamico

Una "bomba de agua", en manos del EI

Los jihadistas tomaron la represa de Mosul y podrían hacerla estallar y causar inundaciones












BAGDAD (ANSA).- Una potencial arma de destrucción masiva cayó en manos de la milicia del Estado Islámico (EI) en Irak, que recientemente se adueñó de la represa de Mosul, la más grande del país y es hoy una verdadera "bomba de agua".

Si los líderes del grupo jihadista deciden hacer estallar la represa, advierten los expertos, podría causar inundaciones devastadoras a lo largo del valle del río Tigris que, después de arrasar a Mosul, incluso sería capaz de causar daños notables a Bagdad, ubicada 350 kilómetros al Sudeste.

Las milicias jihadistas no han dudado en utilizar esa arma, aunque en una escala muy pequeña, después de haber conquistado a sangre y fuego, a principios de este año, la ciudad de Fallujah, 60 kilómetros al oeste de Bagdad, y cercana a la represa del Eúfrates.

Por lo menos cinco personas murieron, miles se vieron obligadas a abandonar sus hogares y tierras de cultivo fueron devastadas cuando los jihadistas cerraron deliberadamente todos los canales para drenar el agua, al hacer que el río desbordara y las ciudades y pueblos se toparan con inundaciones, que llegaron hasta las puertas de la capital.

Pero la importancia estratégica de la represa de Mosul, 35 kilómetros al norte de la ciudad homónima, es aun muy superior. La represa, construida en los años 80, de 131 metros de altura y 3,2 kilómetros de largo, favorece el riego de la provincia de Nínive.

También se entiende la preocupación y cierta desesperación con que Bashar al-Kiky, presidente del Consejo Provincial, anunció que "la milicia de EI tomó el control total de la presa".

Es difícil pensar que el EI está dispuesto a hacer volar la represa, ya que controla los vastos territorios a lo largo del Tigris, desde Mosul a Tikrit. Pero su control sigue siendo una poderosa arma de chantaje.

Además, tampoco se pueden excluir algún incidente. Por ejemplo, la planta está sufriendo desperfectos por el impacto de alguna bomba durante un ataque de los Peshmerga (kurdos armados), que hasta hace dos días la tenían bajo control, con apoyo aéreo de Bagdad.

A los crecientes temores se suma el hecho de que, según los estudios llevados a cabo por los estadounidenses en 2007 y reportados al gobierno en Bagdad, la represa se basa en una estructura inestable.

Es esa dificultad la que llevó a los iraquíes a inyectar en sus cimientos unas 50.000 toneladas de cemento al año para mantenerla enhiesta y estable.
Cómo enfrentar al enemigo público N° 1

El paso a la acción

La comunidad internacional pasó de la sorpresa, la consternación y la duda del comienzo a la acción directa ante la magnitud de la amenaza del EI

Nuevos actores

Primero fue Estados Unidos y pronto será Gran Bretaña la que lance también ayuda humanitaria a los refugiados de las regiones del norte de Irak

Las víctimas

La zona más ansiosa de todo tipo de suministros humanitarios es el monte Sinjar, cerca de la frontera con Siria, donde están atrapadas de 50.000 a 150.000 personas

Reorganización

Estados Unidos se quedará por tiempo indefinido y espera la reorganización de las fuerzas iraquíes, que huyen en desbandada ante cada avance del EI

Hora de sanciones

El Consejo de Seguridad de la ONU estudia una resolución para condenar la ofensiva jihadista y tratar de debilitarla cortando sus vías de financiación
0
0
0
0No comments yet