Check the new version here

Popular channels

Una encuesta muestra a Scioli al tope para la




Según el estudio, si las elecciones fueran hoy el gobernador se impondría por sobre Macri y Massa, sus principales competidores. También sería el ganador de la interna del FPV . Desde abril, el ex motonauta ha crecido 10 puntos.

Por Jorge Joury, corresponsal de AGENHOY en La Plata
En la medida en que van cayendo las hojas del almanaque, la lucha política por el 2015 se va recalentando y mostrando los futuros comportamientos del electorado. En tal sentido, en las últimas horas se recibió con euforia en la Gobernación, una encuesta difundida por la consultora Isonomía, donde se señala que Daniel Scioli, encabeza la preferencia del electorado por encima de sus rivales, Sergio Massa y Mauricio Mascri. También acumula una imagen positiva de un 66% y 31% de negativa. Según los números del relevamiento, Scioli aparece además imponiéndose en la interna oficialista por sobre el ministro del Interior, Florencio Randazzo, el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, y el gobernador entrerriano, Sergio Urribarri.
Según la encuesta , el mandatario bonaerense recogería el 19% de los votos si hoy se desarrollarían las primarias, mientras que Mauricio Macri y Sergio Massa obtendrían el 18%, Florencio Randazzo, Hermes Binner y Julio Cobos el 9%, Jorge Capitanich 4%, José Manuel de la Sota 3%, Ernesto Sanz 2% y Sergio Urribarri 2%. Scioli creció 10 puntos desde abril, mientras que Macri trepó 7% y Massa subió del 17 al 18%, aunque bajó desde el 23% que había alcanzado en julio, según el sondeo realizado el pasado 6 de agosto.
El estudio también arrojó como resultado que si las elecciones fueran hoy, el gobernador bonaerense además encabeza la intención de voto a presidente en el escenario de generales -sin contar eventuales rivales de la interna- con un 27%, superando a Macri, con un 23%, y a Massa, que tiene un 22%.
Hay que señalar que en abril, Isonomía había medido a Scioli con 22%, mientras Massa tenía 26%, Macri 17% y Cobos 12%. En cuanto a imagen, Scioli tiene un 66% de positiva, 31% de negativa y 3% eligió “no sabe/no contesta”; Macri recogió 60% de imagen positiva, 38% de negativa y 2% no contestó y Massa 59%, 33%, 5% más un 2% de desconocimiento.
Además el relevamiento dio a Randazzo un 53% de imagen positiva contra un 30% de negativa, 7% no sabe/no contesta y un 10% desconocimiento; y Cobos obtuvo 53%, 36%, 7% y 4%. Otro de los datos curiosos, es que si las opciones se redujeran a Scioli y Massa, el resultado sería un empate en 39 puntos cada uno, mientras que el bonaerense y el diputado nacional superarían por escaso margen a Macri.
INSAURRALDE
A todo esto, Scioli además mantiene atentamente la mirada en los pasos que va dando Martín Insaurralde. Planea con él sacarse una foto este viernes, cuando inauguren en Lomas de Zamora la primer escuela de la denominada Policía Local. Scioli aún guarda la esperanza de contenerlo, pero el dirigente que las encuestas ubican en primer lugar como candidato para la Provincia de Buenos Aires, volvió a coquetear en las últimas horas con el pase al Frente Renovador, a lo que sumó críticas a la Seguridad en la Provincia.
Consultado sobre su adhesión al partido liderado por Sergio Massa, el legislador sostuvo que “las decisiones políticas se tomarán en el año político, el año que viene” y aclaró que “no hago futurología”. Luego señaló que “la Argentina que busca mi generación y Martín Insaurralde, es una Argentina de futuro donde encontremos coincidencias en las políticas sobre los temas que le importan a la gente”. Sobre su renuncia a la banca del Frente para la Victoria que logró luego de las últimas elecciones presidenciales, el legislador aseguró que “eso es hablar de futurología. La banca es del FPV” aunque afirmó que “si pasara al Frente Renovador dejaría la banca”.
En relación a lo que debería hacer el vicepresidente Amado Boudou luego de los dos procesamientos judiciales, Insaurralde sentenció que “la Justicia es la que debe hablar, son las sentencias las que deberán hablar sobre esa situación”.
El diputado destacó que “tengo buena relación con el secretario de Seguridad, Sergio Berni. Me encanta como trabaja en materia de seguridad y si fuese Estado le daría más participación”. Y agregó: “En la Provincia de Buenos Aires sabemos que la gente pide seguridad. Los vecinos me piden seguridad y por eso en Lomas de Zamora creamos la primera escuela de policías locales de la Provincia. Entiendo los problemas de financiamiento de la Provincia por eso nos adelantamos”.
OTRA SEÑAL
También llegaron rumores a la Gobernación de que la presidenta de la Nación le habría pedido a su tropa que deje de formular críticas contra Scioli. Los observadores políticos sostienen que la decisión presidencial de plantarse como la jefa de la competencia entre los precandidatos, le dio cierto aire al gobernador bonaerense.
A tal punto llega el “siga siga” oficialista, que el cristinismo pasó por alto la amistosa charla televisiva que el gobernador mantuvo con Marcelo Tinelli y, sobre todo, la provocativa invitación que le realizó a Eduardo Buzzi, titular de FAA y estrella de los piquetes agrarios por la 125. “Llamaría a Buzzi para trabajar con él”, afirmó Scioli, en una jugada tan audaz como inusual para su estilo. Una declaración que fue leída como un intento por desmarcarse.
De hecho, si bien no existió una bajada de línea oficial a todos los ministros, sí hubo un pedido informal, pero concreto de no “salir a matar” Scioli. El diputado camporista Andrés Larroque, por ejemplo, se lo solicitó especialmente a D’Elía.
De fondo, la tregua kirchnerista con el gobernador apunta a no desenfocarse de la batalla política y cultural en contra del juez Thomas Griesa, los fondos buitre y el limbo retórico del default sí o default no. Sobre todo, porque esa pelea nacionalista amplía la simpatía social hacia la Presidenta y no la cristaliza en el núcleo duro del votante incondicional.
A diferencia del enfrentamiento con Scioli, el de los buitres resulta mucho más redituable para el Gobierno, en especial mientras no se traduzca en un impacto negativo sobre las dos variables económicas clave para la política: la inflación y la recesión.
0
0
0
0
0No comments yet