Check the new version here

Popular channels

Una estrella, en una cuarta dimensión, habría dado origen a



Una estrella, en una cuarta dimensión, habría dado origen a nuestro universo



Científicos canadienses presentaron una revolucionaria hipótesis acerca del génesis del cosmos, basada en la posibilidad de que nuestro universo tridimensional surgió como el horizonte de sucesos de una estrella colapsada en un universo de cuatro dimensiones.
Hasta hoy, la teoría del Big Bang, o del Gran Estallido, que postula que todo el universo existente se originó tras la explosión de un punto infinitamente diminuto, macizo y denso –denominado Singularidad espaciotemporal–, es la hipótesis contemporánea más aceptada. La expansión del universo observable y la existencia de ondas gravitacionales primordiales, entre varios fenómenos descubiertos por los astrónomos y físicos, ha reforzado esta teoría.
Sin embargo, más allá de poder determinar un punto de partida para la existencia del cosmos, la teoría del Big Bang jamás intentó explicar qué precedió al gran estallido cósmico. La explicación presentada por un equipo de expertos del Instituto Perimeter de Física Teórica, en Canadá, permite echar luz sobre este enorme misterio.
La teoría de los canadienses traza una analogía entre el fenómeno del horizonte de sucesos de un agujero negro, en el universo tridimensional al que pertenecemos, con un proceso semejante, dado en un hipotético universo de cuatro dimensiones.
En un agujero negro, el denominado horizonte de sucesos representa un punto sin retorno para la materia y la energía: cualquier partícula existente que atraviese este punto, incluyendo a los fotones, será atraída invertiblemente por la inmensa gravitación de la masa en el centro del agujero negro.




Este fenómeno convierte al horizonte de sucesos en un espacio prácticamente bidimensional, donde, como si se tratara de una barrera, el traspaso de cualquier partícula más allá de esta frontera significa una virtual desaparición de la realidad observable para un sujeto externo; no se trata, en verdad, de un aniquilamiento, sino que resulta físicamente imposible poder ver qué sucede con ella.
Análogo sería el comportamiento en el caso de un hipotético universo de cuatro dimensiones, según estiman los científicos canadienses: un agujero negro, en una cuarta dimensión, implicaría un horizonte de sucesos de tres dimensiones, como nuestro universo.
La revolucionaría teoría implica al mismísimo Big Bang, dado por el colapso de una estrella en un agujero negro sobre el fin de su existencia, y a los fenómenos actualmente vigentes, como la expansión del universo observable, puesto que los horizontes de sucesos involucran una expansión. De modo que no existen contradicciones entre las teorías vigentes y la desprendida por el estudio de los expertos.


0
0
0
0No comments yet