Canales populares

Una joven tuvo que saltar de un taxi en movimiento porque...

Una joven tuvo que saltar de un taxi en movimiento porque el conductor intentó secuestrarla

La mujer, de 20 años, salía de un boliche en la zona de Costanera Norte, Capital Federal. Viajaba hasta el barrio de Palermo. Pero el hombre desvió el camino y se dirigió a Retiro, por el puerto. "Le vi la mirada y me di cuenta de lo que pasaba. Estaba todo mal", narró



Una mujer de 20 años, llamada Solana, denunció que el fin de semana pasado tuvo que escapar de un taxista. Según dijo, el hombre se desvió del camino acordado y se dirigió al barrio de Retiro, desde un boliche en Costanera Norte. Pese a que ella le dijo que viajaba a Palermo, el conductor desvió el recorrido y enfiló rumbo al puerto. "Tenía plata y pensé que lo mejor era viajar en taxi", indicó la chica.

La joven narró que, durante el camino, el taxista intentó reiteradamente conversar con ella. "Pensé que era una charla normal, de un taxista aburrido", narró. "Yo salí a bailar desde una casa con amigos y amigas, y volvía a esa casa".


"Quiero ir por el camino más rápido", le dijo. Luego, al mirar por la ventana, Solana indicó que vio un contenedor de carga y le llamó la atención. "Voy a bailar a la zona desde que tengo 15 años y conozco los caminos, tengo memoria fotográfica, me doy cuenta cuando estoy por el camino correcto. El taxista tomó el camino a Retiro por el puerto. Entonces le pregunté cuál era la calle", explicó.

"Le vi la mirada al tipo, estaba todo mal", dijo la joven

"Hasta ahí, se hacía el copado. Le volví a preguntar y seguía mirando al frente sin responderme, como si yo no estuviera en el auto. Me puse nerviosa y le pedí que me responda. Le dije que quería saber el nombre de la calle y me dijo que 'estaba esquivando los baches'. Entonces, pregunté de nuevo y me dijo 'esperá que subo las ventanas'. Y me cayó la ficha, no era muy difícil darse cuenta lo que estaba pasando. Me quedé callada un minuto y le pregunté si me estaba secuestrando. El tipo se dio vuelta y me miró, estaba atónito. No me decía nada. Lo seguí mirando y el ponía cara de estúpido. Le volví a preguntar y no respondió", contó a Gerardo Rozin por FM Uno.

Por último, señaló: "Entonces, abrí la puerta y saqué una pierna. Escuche el ruido del zapato contra el piso y supe que me iba a doler. Pero le vi la mirada al tipo, estaba todo mal. Saqué medio cuerpo y el tipo se puso loco y me gritó que no salte. Y ahí me tiré. El auto aceleró y eso me dio la pauta de que el tipo estaba haciendo las cosas mal. Caí bastante bien y me paré. No puedo explicarle a nadie cómo el tipo me miraba. No le puedo explicar a mi mamá ni a la policía".

Ya tirada en la calle, pidió auxilio a dos jóvenes que venían en una motocicleta. La asistieron y, cuando la estaban llevando a su casa, tuvieron un accidente y chocaron contra una camioneta. "Estaba sola en el medio de la nada, de noche, gracias a Dios pasaron estos chicos", contó.
0
0
0
0No hay comentarios