Check the new version here

Popular channels

Una luz de ventaja de Macri sobre Scioli



Difícilmente algún debate –sobre todo si resulta pautado como el de anoche-- pueda desequilibrarse con alguna palabra precisa o contundente. Influye sobre todo la imagen que pueda irradiar la TV. Pareció detectarse, en ese aspecto, también un contraste nítido entre los candidatos. Scioli estuvo la hora y media con el rostro tenso y hasta ajado. Sintió los pocos estiletazos de Macri. Primero cuando le endilgó, de entrada, su faltazo al anterior debate del 4 de octubre, en el cual tomaron parte los otros cuatro postulantes. Ya casi en el epílogo cuando el líder del PRO le planteó la derogación del Memorándum de Entendimiento con Irán y la posibilidad de pedir la suspensión de Venezuela en el MERCOSUR, por sus anomalías democráticas y las violaciones a los derechos humanos. Aquel semblante de Scioli pareció transmitirlo casi todo: reapareció feliz y distendido, junto a Karina Rabollini, fuera del atril. Ladeado por Macri y Juliana Awada. Apenas el intercambio había terminado.

Macri sonó a su contracara. Emergió sereno aún cuando muchas de sus respuestas y explicaciones navegaron la vaguedad. Hasta se permitió alguna ironía. Y llamó a su advesario, toda la noche, por su nombre: Daniel. Scioli invocó siempre a Macri o secamente al “ingeniero”. Otra diferencia radicó en la conceptualización de cada mensaje. El candidato del PRO recurrió siempre a un juego colectivo. Con llamados recurrentes a la unidad. Scioli, a un direccionamiento personalista. Obligado, a lo mejor, para trazar una frontera con el ultrakirchnerismo que parece cargar como una mochila.

El ejercicio de este primer debate, mas allá de las limitaciones, ha sido positivo. Nadie supondría, después de lo visto, que haya sido capaz de provocar algún sismo en la competencia electoral. Si asi fuera, la última oportunidad de torcer el rumbo se le puede haber escurrido anoche a Scioli.





0
0
0
0
0No comments yet