Check the new version here

Popular channels

Una modelo denunció a su exnovio por desfigurarla a golpes


Una modelo denunció a su exnovio, un motociclista integrante de la versión argentina de los Hells Angels, por haberle provocado serias lesiones tras someterla a una feroz golpiza en el barrio porteño de Núñez.

La denuncia fue radicada por la modelo Andrea Silvana Franco, quien indicó que el agresor, con el que no tenía contacto desde hacía un mes, es boxeador y practica artes marciales.

Según se supo hoy a través de la prensa, Franco, ante la insistencia de su expareja, acordó un encuentro en la calle, a donde ambos llegaron en sus respectivas motocicletas.

De acuerdo con el relato de la mujer, el hombre tiene 41 años y es vicepresidente de Hells Angels Argentina, la pandilla de motociclistas nacida en los 60 en Estados Unidos.

La modelo notó que su exnovio estaba "de mal humor" y lo que debía ser un encuentro tranquilo para almorzar, rápidamente se desnaturalizó y comenzaron las discusiones.

Aparentemente, el hombre le confesó a Franco de su infidelidad con una empleada que ella misma le consiguió para su local de repuestos de motos en la avenida San Martín al 1.500, mientras la denigraba como mujer.

Mientras ella lloraba y pagaba la cuenta de la consumición, el hombre partió raudamente.
De acuerdo con la denuncia presentada en sede policial, cada uno se fue en sus respectivos rodados hacia zonas diferentes, pero en determinado momento el hombre comenzó a perseguir a la modelo.

Cuando la alcanzó la quiso tirar de la moto hasta acorralarla contra la pared en un bajo nivel. Pasaron varios semáforos, algunos en rojo, hasta que ella dobló en Udaondo, donde el sujeto le cruzó la moto y volvió con su ataque verbal: "Bajate, puta, que te voy a matar".

Inmediatamente, el hombre -que además es boxeador profesional entrenando en la escuela de kick boxing que tiene el "Picante Ryske"- comenzó a golpearla violentamente.

Franco tenía puesto el casco, que es abierto en la cara, de donde emanaba abundante sangre.

Una vez consumada la agresión, el hombre se dio a la fuga y dejó a la mujer abandonada en la calle, donde fue socorrida por personal de la Prefectura, que la derivó a un hospital de la zona donde se comprobó el desvío de la mandíbula y la rotura de cuatro dientes.

Posteriormente, la víctima de la agresión radicó la denuncia en la comisaría de la Mujer en la Capital Federal, ubicada en Lavalle 1220 y en la seccional 51ª, donde ocurrieron los hechos.
0
0
0
0
0No comments yet