Check the new version here

Popular channels

una nena de 8 años pidió a la Justicia que la divorcie de

EL DRAMA DE LOS MATRIMONIOS INFANTILES EN ASIA Y AFRICA
Yemen: una nena de 8 años pidió a la Justicia que la divorcie de su marido de 30
La casó su padre y ella se escapó. Contó que el esposo la golpeaba y maltrataba.
Una nena de ocho años se refugió en un tribunal de Saná, Yemen, para pedir a un juez el divorcio, después de que su padre le forzara a casarse y vivir durante dos meses en casa de su marido de 30 años.

Según informó ayer el diario Yemen Times, Nujood Ali huyó de la casa del "marido" hace una semana y consiguió llegar a un tribunal de primera instancia de la capital yemení en busca de ayuda.

Nujood relató al presidente de la corte, Mohamad Al Qadi, cómo el marido la maltrataba, le golpeaba y le obligaba a dormir con él". "Intentaba huir de una habitación a otra, pero me perseguía, me pegaba y hacía conmigo lo que deseaba sin que yo entendiera nada de lo que ocurría. Cuando me veía jugando también me golpeaba y me pedía ir al dormitorio", contó la chica en el tribunal. "Lloraba mucho, pero nadie me ayudaba hasta que conseguí huir", añadió.

El juez ordenó la detención del marido y del padre, aunque luego puso en libertad a este último "por sus problemas de salud".

Los matrimonios de menores son frecuentes en este Estado de Oriente Medio y en otros de la región y de Africa Subsahariana, donde no hay ninguna legislación que prohíba el casamiento de los menores de edad (ver Con base...). En Yemen, país conservador de naturaleza tribal, el 40% de sus 22 millones de habitantes se encuentra bajo la línea de pobreza.

La abogada de la Suprema Corte Shatha Mohammed Nasser, que tomó el caso de Nujood, reclamó que se apruebe un proyecto de ley impulsado por el Comité Nacional de Mujeres (WNC) que establezca una edad mínima de 18 años para el matrimonio, tanto para hombres como mujeres.

Sin embargo, el Parlamento yemení, a través de su comisión de evaluación y jurisprudencia, lo rechazó argumentando que, según su entendimiento del islam, "no hay razones legislativas para imponer una ley de esas características", informó Yemen Times.

"No sólo no es islámico, sino que es inhumano someter a nuestras chicas a semejante experiencia. Tenemos que continuar la pelea por un mejor futuro para nuestras hijas", adelantó Rashida Al-Hamadani, titular del WNC, que es apoyado en su lucha por varios movimientos feministas y de la sociedad civil.

Fuente:http://www.clarin.com/diario/2008/04/15/sociedad/s-03330.htm
0
0
0
0
0No comments yet