Popular channels

una noticia 2 miradas?

Infobae

Aseguran que el tiroteo en la Uocra se produjo por una "interna territorial"

El ex dirigente del gremio de la Construcción Víctor Grossi, apuntó a un grupo "parasindical" por los brutales enfrentamientos que causaron 9 heridos en Florencio Varela. "Los dirigentes son ex convictos, barrabravas y marginales", describió por Radio 10. Aseguró que se disputan la "caja" de los aportes de los trabajadores

En diálogo con Radio 10, el ex dirigente de la Unión Obrera de la Construcción de la República Argentina (UOCRA) Víctor Grosi explicó que el enfrentamiento ocurrido ayer se debe a una disputa territorial entre dos facciones, la de la seccional de Quilmes y la de Lomas de Zamora.

La pelea entre los bandos se produjo en el "Día del Trabajador de la Construcción", cuando un grupo opositor increpó a afiliados y seguidores del titular del gremio, Gerardo Martínez.

Grosi señaló que la disputa entre la seccional de Quilmes, cuyo secretario general es Juan "Lagarto" Olmedo, y la de Lomas de Zamora, conducida por Walter "Lobizón" Leguizamón, es por una cuestión territorial.

"Están enfrentados por la caja, por la recaudación de la zona por los trabajos que realizan los obreros", manifestó el ex dirigente.

Además, Grosi agregó que tanto Olmedo como Leguizamón figuran en muchísimas causas y denuncias, en su mayoría por delitos relacionados con la violencia.

"La UOCRA es un sistema para sindical, donde no funciona para nada la posibilidad de una oposición. La democracia sindical no existe", señaló.

En ese sentido, Grosi agregó que se reemplazan los dirigentes surgidas de las obras electos por los trabajadores, por ex convictos, por barrabravas y marginales, que establecieron un sistema de recaudación.

En enfrentamiento dejó un saldo de 9 heridos, uno de ellos un joven de 23 años que habría quedado parapléjico. La policía detuvo a dos personas, uno de ellos Leguizamón, y buscan a otros responsables de los hechos.


Clarin

Una pelea gremial terminó con nueve heridos de bala

Fue entre dos facciones de la UOCRA, de Quilmes y Lomas de Zamora. Una versión asegura que se debió a una pelea por plata. Otra, a una disputa familiar. Un herido está gravísimo. Hay dos detenidos.


A escasos 82 días del congreso que debe elegir a la nueva conducción de la CGT, una interna entre sindicalistas se resolvió otra vez a los tiros. El hecho ocurrió en la madrugada del sábado, pero trascendió ayer: dirigentes de la seccional Lomas de Zamora de la UOCRA atacaron a balazos a gremialistas de la seccional Quilmes del mismo sindicato. Ambas seccionales responden a Gerardo Martínez, secretario general del gremio de la Construcción a nivel nacional. Nueve hombres resultaron heridos; uno de ellos, un joven de 23 años, se encuentra gravísimo: quedó parapléjico y está internado en una clínica porteña.


Anoche aún no estaban claros los motivos del enfrentamiento. Sí se sabe que a las 4.30 del sábado desde un Volkswagen Fox de color negro dispararon contra un grupo de unas 20 personas que se encontraban charlando en una vereda de un barrio de Florencio Varela, luego de comer un asado. Las víctimas pertenecen a la UOCRA de Quilmes. Cuando escapaba, desde el auto uno de los atacantes gritó: “Aguante ‘el Lobizón’”, informaron fuentes de la investigación.


El secretario adjunto de la seccional Lomas de Zamora de la UOCRA es Walter “Lobizón” Leguizamón. El dirigente y otro hombre sospechado de haber participado del ataque fueron apresados ayer por la Policía y se encuentran detenidos en la comisaría 1ª de Florencio Varela.


Por orden de la fiscal Clarisa Antonini, la Policía realizó ayer mismo ocho allanamientos en Avellaneda, Lomas de Zamora y Claypole, todos en domicilios de miembros de la UOCRA de Lomas de Zamora. En los allanamientos se secuestraron varios revólvereres calibre 22, una pistola 9 milímetros y otras dos calibre 45. Las pericias deberán establecer si fueron las usadas en la agresión.


La versión que manejaban los investigadores policiales es que el ataque fue parte de una interna que hace tiempo tienen dos grupos de la UOCRA, el de Quilmes y el de Lomas de Zamora. “Hace diez días ya había habido un ataque a dos personas de la UOCRA acá en Varela, pero hasta ahora no está claro si tiene relación con este”, reveló un investigador.


Sobre el ataque, ese investigador detalló que no hubo una “discusión previa. El auto se acercó y abrieron fuego hacia la gente que estaba en la esquina directamente. Los testigos hablan de unos 10 disparos”.


Las seccionales Quilmes y Lomas de Zamora mantienen una fuerte rivalidad desde hace unos años. Habría comenzado en 2008 cuando “El Lobizón” Leguizamón, que pertenecía a Quilmes, desembarcó en Lomas y desplazó a la conducción de aquel momento de esa seccional de la UOCRA. “Eramos una conducción opositora a Gerardo Martínez”, recordó el dirigente Víctor Grossi. Y agregó: “Terminamos yéndonos de la UOCRA y fundando el Sindicato de Trabajadores de Industria de la Construcción (SITRAIC)”.


Una versión indicaba ayer que el motivo de la disputa entre ambas seccionales es que Leguizamón dejó de reportar a su antiguo jefe, Juan “Lagarto” Olmedo, actual secretario general de la UOCRA de Quilmes. Siempre según esa versión, uno habría dejado de compartir con el otro los beneficios obtenidos de hacer la vista gorda a irregularidades detectadas en las obras (pagos en negro, mala confección de recibos de sueldo, ausencia de baños, entre otras).


Otra versión, sin embargo, apuntaba en otra dirección: que todo se trataría de una violenta disputa familiar. El “Lagarto” Olmedo habría compartido con allegados que en realidad el origen de la disputa es que Leguizamón habría dejado a su mujer -Soledad Figueredo- y se fue a vivir a la casa de otra.


El secretario adjunto en Quilmes de Olmedo es “El Chori” Figueredo, hermano de la esposa supuestamente abandonada. Daniel Figueredo, otro de los hermanos de la mujer, fue vocal de la seccional Lomas de Zamora pero se fue expulsado hace 3 meses por diferencias con Leguizamón. Encontró cobijo en la UOCRA de Quilmes.


El ataque se produjo frente a la casa de la madre de los Figueredo. Entre las víctimas, hay varios que llevan ese apellido.


Clarín mantuvo ayer un breve diálogo con Soledad Figueredo. En ningún momento mencionó que estuviera separada de Leguizamón. “No tengo una explicación de por qué está arrestado. Es un buen padre y un gran marido y trabajador”, aseguró.
0
1
0
1Comment
cdf91

Una noticia,dos miradas y la misma mafia.

0