Check the new version here

Popular channels

Una toma copada por los narcos

Una toma copada por los narcos



Para los vecinos no hay dudas: desde que existe la toma de Lugano, el delito en el barrio no paró de crecer. La propia Justicia porteña asegura que el predio está manejado por una banda de narcotraficantes, y ya hay nueve causas penales surgidas tras la ocupación, incluyendo un asesinato, dos personas baleadas, un secuestro, venta de armas, abuso sexual y asociación ilícita.

" Esto es tierra de nadie. Los vecinos hicimos más de 40 marchas contra la toma, pero nos decepcionamos ante la falta de respuestas. Acá el delito aumentó de manera impresionante, no hay seguridad”, se quejó Adriana Macías, vecina de Villa Lugano.

La toma comenzó el 24 de febrero a la madrugada, cuando habitantes de la villa 20 usurparon un predio vecino donde había funcionado un depósito de autos secuestrados de la Policía Federal. Ya esa primera noche fue asesinado Osvaldo Soto, uno de los ocupantes, en un enfrentamiento interno.

El barrio fue creciendo, al punto tal que lo bautizaron “Papa Francisco”. Y aunque la Justicia ya avaló la orden de desalojo, la jueza que tiene que ejecutarla, Gabriela López Iñíguez, no lo hace porque asegura que las fuerzas de seguridad no le presentaron un plan para liberar el terreno.

Mientras tanto, la delincuencia creció. Según el Ministerio Público Fiscal de la Ciudad, la toma fue organizada por punteros políticos de la villa que buscaban lotear los terrenos para venderlos en hasta 20.000 pesos. El tema es que junto con los punteros entró una banda de narcos paraguayos, que buscaban tener una salida directa hacia la avenida Fernández de la Cruz. A medida que la Justicia avanzó sobre los cabecillas (uno de ellos, Marcelo Chancalay, estuvo detenido y se reconoció culpable), los narcos fueron ganando cada vez más espacio.

Hoy, en la toma prácticamente no vive gente, sino que ocupan el terreno de día. Es que los delincuentes amenazan a los propios habitantes de la villa, a punto tal que ya hubo dos baleados: Alfredo Ramos y Sonia Angles, una joven de 23 años que estaba embarazada y perdió el bebé. Además, una persona fue secuestrada en una casilla y tuvo que ser liberada por la Federal.







0
0
0
0No comments yet