Universitaria del vídeo porno en la biblioteca, presa

Si es condenada finalmente, Kendra Sunderland deberá pagar 5.470 euros por "conducta obscena"





Barcelona (Redacción).- Kendra Sunderland, la exalumna de Oregon State que grabó un vídeo porno en la biblioteca del campus, se enfrenta a un año de prisión y una multa de 5.470 euros por "conducta obscena" si el tribunal que lleva su caso la declara culpable, informa el británico Daily Mirror.
A finales de enero la policía del estado de Oregon detuvo por "conducta obscena" a una exalumna de Oregon State después de que ésta decidiera grabar un vídeo porno en la biblioteca del campus.
La exestudiante de 19 años, se grabó durante 31 minutos en unas imágenes en las que se la puede ver desnudándose y realizándose tocamientos sexuales.
El vídeo fue subido por la propia Sunderland a internet y se convirtió en un fenómeno viral entre los alumnos del centro educativo, lo que llevó a sus responsables a tomar cartas en el asunto y pedir la detención de la joven. En pocas horas la grabación fue vista 260.000 veces, informa la cadena KEZI-TV.