Te damos la bienvenida a la comunidad de T!Estás a un paso de acceder al mejor contenido, creado por personas como vos.

O iniciá sesión con
¿No tenés una cuenta?
Salta: El cabo detenido con cocaína en un patrullero seria integrante de una red de narcopolicías


El secuestro de 74 paquetes de cocaína encontrados en el asiento trasero de un patrullero policial del sistema de emergencia 911, y la detención de Ángel Urzagasti un cabo de esta fuerza provincial, quien manejaba la camioneta, y de un civil, en un procedimiento realizado por Gendarmería Nacional en el Barrio Autódromo al ingreso de la capital salteña, luego de un trabajo de inteligencia que realizo la fuerza nacional, desencadeno en la policía salteña una serie de investigaciones internas y sumarios, para establecer la responsabilidad de la cadena de mandos al que respondía el cabo detenido.



29 de abril| Marco Díaz Muñoz. Director Agencia de Noticias Copenoa |

Fuentes judiciales federales consultadas por la Agencia de Noticias Copenoa, no descartan que del hecho delictivo ocurrido en el barrio autódromo, estén implicados más uniformados que formarían una red de narcopolicías, que trasportan y proveen de cocaína y pasta base a micro traficantes en los barrios de Salta.

Esta red de narcopolicías que está siendo investigada, habrían acentuado los envíos de cocaína desde Orán a Salta, en los últimos meses, por la falta de control interno en la policía de Salta. Esta hipótesis de investigación se acentúa por los continuos viajes con vehículos oficiales que realizaban policías que se desempeñan en el taller mecánico que la policía tiene en Oran, al que pertenece el cabo detenido con 74 paquetes de cocaína trasladado en un patrullero que venía a un service a Salta capital.

En la investigación judicial, en la que interviene el fuero federal, estarían también investigando la existencia de una cadena de encubrimiento, que tendría como objetivo liberar los controles policiales en las rutas hacia Salta, para garantizar los envíos de cocaína desde Orán en patrulleros de la policía de esta provincia. Los investigadores acentúan este fundamento, por la impunidad en el traslado de la cocaína, ya que en el procediendo realizado en el Barrio Autódromo, la cocaína no estaba escondida en un doble fondo de la camioneta. Los 74 paquetes con cocaína estaban dispersos sobre el asiento trasero del móvil del 911.

Sin GPS

Desde el Ministerio de Seguridad del Gobierno de la Provincia de Salta, a cargo de Alejandro Cornejo, promocionan la adquisición de vehículos policiales con tecnología a bordo del sistema de posicionamiento global (GPS), lo que permite saber los desplazamientos de los móviles policiales. En el caso del patrullero secuestrado con 74 paquetes de cocaína, según informaron fuentes judiciales no estaba instalado.

Barrios liberados

Las continuas denuncias realizadas por vecinos afectados por la venta de droga en barrios de Salta, que afirman que existen zonas liberadas en la periferia, para la venta de sustancias prohibidas en menudeo de droga, y que esto es posible por la inacción de la policía, acentúan las sospechas sobre la participación de redes de narcopolicías en la distribución, ahora acrecentadas por el secuestro de un patrullero del 911, con 74 paquetes de cocaína de máxima pureza.

Crece el número de detenciones y juicios por venta de droga

Las detenciones como los juicios por micrográfico y venta de droga se incrementan en la provincia de Salta, colapsando las cárceles de individuos que comenten estos delitos, en muchos casos, familias completas se encuentran detenidas por la venta al menudeo de droga.

El déficit que presenta este proceso de judicialización, investigación, detenciones, y condenas, se evidencia por la falta de neutralización del ingreso de la droga, de quienes la transportan y luego la distribuyen, para llegar a distintos barrios de Salta, los que a menudo no son detenidos y condenados. El tráfico de cocaína y la detención de un policía con 74 paquetes de esta droga, y la impunidad en el trasporte de esta sustancia prohibida, debería poner la mirada de la justicia penal en esta fuerza policial, cooptada en redes internas por el narcotráfico.