Check the new version here

Popular channels

Uruguay - Ancap sin plata por pesima gestion de Sendic






LICITARÁ OTROS BLOQUES EN URUGUAY Y, EN EL EXTERIOR, BUSCA INVERSORES

Ancap cambia la estrategia para conseguir su propio petróleo


Sin capacidad actual para más inversiones



tras perder US$ 169 millones en 2013








-, Ancap estudia de qué forma continuará ejecutando sus proyectos en el exterior. Una opción es asociarse con grupos extranjeros que se encarguen de lo financiero.

La tarea de exploración de hidrocarburos en Uruguay tuvo, en los últimos años, un cambio sustancial. La percepción de ser un país sin petróleo fue variando y, si bien las posibilidades de hallazgos no son a corto plazo, con el desarrollo de nuevos emprendimientos en suelo y en la plataforma marítima crece la expectativa para cambiar ese status.

También en los últimos años, Ancap diversificó su actividad petrolera y a los trabajos onshore (tierra) -ver aparte- y offshore (mar) en el país, añadió su participación en proyectos fuera de frontera.

Por un lado, participa en conjunto con la brasileña Petrobras en la explotación del yacimiento "Aguada de la Arena", ubicado en la zona de Vaca Muerta en Neuquén; por otro está asociado con Petróleos de Venezuela (Pdvsa) en la exploración de hidrocarburos en campos maduros ubicados en la Faja del Orinoco.

Ahora, Ancap evalúa de qué manera continuar en esos emprendimientos. Actualmente, hay tres variables que la empresa petrolera toma en cuenta: no tiene más capacidad para invertir, Petrobras comenzó con una etapa de desinversión en Argentina y Venezuela tiene un presente y futuro económico incierto.

A fin del mes pasado, Petrobras inició el proceso para vender más de 7.700 kilómetros cuadrados de concesiones en la Cuenca Austral, que abarca las provincias argentinas de Santa Cruz y Tierra del Fuego, con una producción de 20.000 barriles diarios de petróleo equivalente (crudo más gas) y reservas probadas y probables por 44 millones de barriles, según documentos que invitan a participar del negocio. Fuentes del mercado valuaron ese paquete en unos US$ 300 millones, según informó el diario argentino La Nación.

Esta situación que podía ser observada con inquietud en Ancap -ante la eventualidad que la retracción de la inversión de Petrobras también alcanzara a proyectos con la empresa uruguaya- genera, por el contrario, otra expectativa.

El gerente de Explotación y Producción de Ancap, Héctor de Santa Ana, dijo a El País que esa realidad abre dos opciones a la estatal uruguaya: la posibilidad de definir una venta (en caso que fuera necesaria) conjunta del yacimiento en Neuquén que le genere a Ancap una ganancia importante o continuar adelante con el proyecto, pero con otros socios.

"Si incrementamos la participación no será con fondos de Ancap. En ese caso, se haría con otras empresas, sin experticia petrolera y que nos necesitan a nosotros para desarrollar la operación". Pero más allá de la situación puntual con Petrobras, esta estrategia es la que busca llevar a cabo Ancap en todos sus proyectos externos.

"No tenemos capacidad de invertir, menos a riesgo, y la única alternativa es trabajar con nuestro conocimiento y con otros operadores, que quieren ingresar en la actividad petrolera. Empresas de servicios, bancos, fondos de pensión. Grupos con mucha capacidad económica", dijo el gerente.

De Santa Ana añadió que en ningún caso Ancap "pondría dinero ahora o pagaría a futuro. Pondríamos el know-how. Eso es lo que están pidiendo algunas empresas".

Expresó que Ancap desarrolla "mucha actividad en el exterior: cobramos consultorías por asesoramiento a empresas y tenemos la posibilidad que inviertan compañías extranjeras, que asuman el compromiso financiero".

Offshore.
Ese contacto de Ancap con empresas internacionales comenzó a fortalecerse cuando la petrolera empezó a licitar bloques de la plataforma marítima uruguaya para la exploración de hidrocarburos.

Ancap ya lanzó dos rondas -Uruguay I y II- y se apresta a lanzar la tercera con siete bloques offshore que aún no han sido adjudicados.

Pero mientras tanto, cuatro petroleras internacionales efectúan sus trabajos -a veces en solitario y a veces en conjunto con Ancap- en los otros ocho bloques de la plataforma.

La compañía que va más adelantada en los trabajos es la francesa Total, propietaria de un bloque.

Esta multinacional ya se comprometió a realizar un pozo el año próximo. De Santa Ana confirmó que para eso, ya recibirá la semana próxima el 65% de los materiales necesarios.

En la Ronda Uruguay I de 2009, de las 11 áreas ofrecidas se adjudicaron los bloques 3 y 4 que hoy conforman Shell -que compró a Petrobras- (40%), YPF (40%) y Galp (20%).

En 2012, la Ronda Uruguay II ofreció 15 bloques y se adjudicaron ocho: tres a British Petroleum (6, 11 y 12); tres a British Gas Group (8, 9 y 13); uno a Total (14) y el restante a Tullow Oil (15). Esta última vendió el 30% de participación a la petrolera japonesa Inpex en 2013.

Sobre la próxima ronda, el técnico de Ancap informó que se realizan proyectos multiclientes "donde empresas de servicios arriesgan a hacer trabajos entendiendo que nosotros vamos a llevar adelante la ronda y esa sea la oportunidad para poder vender esa información a otras compañías".

De Santa Ana explicó que con esa información se valorizan los bloques que aún restan por adjudicar y además se generan ingresos genuinos para Ancap que recibe un pago por la información cuando esta se vende.

"Se han concretado por la venta de información casi US$ 30 millones" indicó De Santa Ana respecto a lo que se generó sobre los bloques de la plataforma marítima uruguaya en los últimos años.

Licitarán nuevos bloques en Salto
Como parte de su estrategia de exploración onshore, Ancap licitará el mes próximo bloques ubicados en Salto. "Delimitamos siete bloques nuevos y estarían prontos a partir del tercer trimestre del año", informó el gerente del ente, Héctor de Santa Ana.

"Eso no quiere decir que todos los bloques se vayan a colocar en ese momento, pero se podrá comenzar con trabajos multiclientes para después ofrecer a aquellos que estén interesados. Lo más importante es darle continuidad al proceso exploratorio onshore", explicó.

En los últimos cinco años Ancap profundizó sobre la exploración en tierra. Los resultados más positivos se obtuvieron de prospecciones realizadas en Salto, en la zona de Pepe Núñez.

"Todos los trabajos de estos años tuvieron que ver con pruebas de métodos exploratorios", dijo De Santa Ana. El objetivo de esas pruebas y la perforación de pozos fueron "para saber si teníamos roca generadora y reservorios y se pudo confirmar la existencia de los primeros petróleos nativos nacionales. Con esto podemos definir condiciones o situaciones exploratorias; formas geométricas que puedan dar lugar a acumulaciones de hidrocarburos bajo condiciones comerciales", manifestó el técnico de Ancap.

También como parte de ese proceso, la semana pasada, la empresa Schuepbach Energy Uruguay comenzó a explorar el subsuelo de Salto para determinar la existencia de hidrocarburos y la viabilidad para extraerlos en un proyecto que es asumido a un costo de US$ 5 millones y durará dos meses y medio.

Estas exploraciones sísmicas onshore se retoman después de 30 años, según lo anunció de Santa Ana que consideró el momento como un "hito histórico" para el país.
0
0
0
0No comments yet