Check the new version here

Popular channels

Uruguay avanza en el proceso para acoger refugiados sirios

Núcleos familiares viajarán en un mismo grupo con al menos una persona con capacidad de trabajar.



Una comisión oficial uruguaya viajó la semana pasada a Beirut para entrevistar a las personas seleccionadas por la oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) para ser acogidas en el país desde el próximo 26 de septiembre.

Con este paso, el plan del gobierno de Uruguay de dar reasentamiento a 120 sirios –de las cuales se exige que el 60 por ciento sean niños, todos refugiados en el Líbano– empezó a tomar forma.

“Viendo la situación particular del Líbano decidimos que fueran sirios refugiados allí, pues tienen características más complejas que los sirios que están en Jordania, porque allí hay campamentos de ACNUR mucho más organizados, mientras en el Líbano están desperdigados en todo el territorio.

Hay 1,4 millones de sirios en un país de cuatro millones de habitantes”, aseguró a EL TIEMPO Javier Miranda, secretario de Derechos Humanos de la Presidencia, y quien lidera el proyecto.

La decisión final sobre las personas seleccionadas se conocerá al regreso de la delegación a Uruguay, que está conformada por seis funcionarios de Cancillería, Ministerio del Interior y la Comisión de Refugiados (CORE).

El plan ofrece un criterio de familia ampliada, por lo que podrán también viajar tíos y abuelos de un mismo núcleo siempre que puedan acreditar su vínculo familiar. Dentro de cada familia debe haber por lo menos una persona con capacidad de trabajo.

“La idea es que se asienten en Uruguay, pero que se integren paulatinamente a la sociedad, y eso también se logra con el trabajo”, explica Miranda.

Según el programa que Uruguay ha desarrollado con ACNUR, el perfil del trabajador tendría que estar relacionado con la producción agrícola y agropecuaria, los rubros más importantes de la economía uruguaya.

Sobre esa base, ACNUR le entregó al gobierno uruguayo una lista de preseleccionados que fueron estudiados por la administración y que serán entrevistados en Beirut, explicó Michelle Alfaro, oficial regional de protección de ACNUR.

“En los países que están alrededor de Siria hay operaciones de ACNUR, y cada uno tiene una base de datos. Una vez que un gobierno se expresa y dice que quiere tomar cierta cantidad de personas, compartimos esa información con otras sedes y empieza una coordinación con oficinas en el terreno que preparan los candidatos para ese país”, señala Alfaro.

El gobierno uruguayo analiza la posibilidad de emplear en empresas públicas a los jefes de las familias sirias. Además de darles un empleo temporal en el Estado, se estudia otorgar asignaciones familiares a los menores de edad e incluirlos en los programas sociales.

Se prevé que el primer contingente de familias que llegará a Uruguay estará compuesto de unas 40 personas, que constituyen unos cuatro núcleos familiares.

Al principio se alojarán en el hogar San José de los Hermanos Maristas, una congregación religiosa católica, ubicada a unos 40 kilómetros de Montevideo. Es una construcción con 22 habitaciones, cocina, aulas, salón y comedor. También cuenta con campos deportivos, cancha de fútbol y parque infantil.

“Este primer paso nos permite cobijar esas personas apenas lleguen. Van a estar allí entre 6 y 8 semanas. Durante este tiempo se hará un rápido proceso de adaptación, aterrizaje, acompañamiento, clases de español… será un castellano intravenoso”, afirma Miranda.

Después de esos primeros dos meses se irán a un domicilio definitivo que el gobierno está facilitando. Aunque aún se desconoce la ubicación de esas viviendas, la idea de los gestores es no agrupar a todas las familias en un mismo lugar.

“En Uruguay ya hay muchas colonias de Rusia, Alemania, armenios, judíos. Hay tradición de división de Uruguay por identidades nacionales, desde principios del siglo XX hasta el año 1935. Con este proyecto no queremos generar una nueva colonia. La idea es que se integren”, explica Miranda.

Hace unos dos meses, el presidente uruguayo, José Mujica, llamó a sus compatriotas a socorrer a alguno de los miles de niños abandonados en los campos de refugiados alrededor de Siria.

La idea inicial tuvo el rechazo de algunos sectores de la oposición que aseguraron en su momento que el gobierno no atendía las deficiencias del país, y que la propuesta era una más de las ideas “marketingneras del presidente” para consolidar su imagen en el exterior.

Desde el 2007, Uruguay tiene una ley de refugio que ha acogido a personas de varios puntos de América Latina y Asia. Actualmente hay 245 personas refugiadas provenientes de unos 30 países, la mitad de ellas colombianos, una cifra que según las autoridades sigue en aumento.

Desde el inicio de la guerra en Siria en marzo de 2011, más de 190 mil personas han muerto según datos del Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos. Unas 6,5 millones de personas fueron desplazadas dentro de Siria y 2,6 millones han huido del país, generalmente hacia estados vecinos, como Líbano y Jordania, además de Turquía, según datos de la ONU.
0
0
0
0No comments yet