Check the new version here

Popular channels

Uruguay: Exconvictos vuelven a la cárcel "para trabajar"

Al llegar a la cárcel de Punta de Rieles, en el este de Montevideo, Uruguay, nada delata lo que esconden los muros y alambrados. Una vez adentro, se encuentran una panadería, una pizzería, fábricas de bloques y ladrillos, artesanos moldeando figuras en yeso o un invernadero de lechugas.

Cada uno de estos emprendimientos tiene como responsables a los presos, que pueden mantenerlos funcionando una vez cumplan sus condenas si están dispuestos a regresar cada día al lugar en el que alguna vez estuvieron recluidos.


link: https://www.youtube.com/watch?v=otIdHwzBkss


Se trata de un programa de reinserción social que abarca a detenidos por las más diversas causas, excepto por delitos sexuales.

En un sistema carcelario como el de Uruguay, que con una población de 3,5 millones de habitantes tiene a 10.000 personas privadas de libertad, los casi 700 internos de Punta de Rieles representan un porcentaje importante para un establecimiento de tipo "modelo".

Los presos llegan allí a base de buen comportamiento y "mucho escribir" pidiendo su traslado, contó uno de ellos a la AFP.

"Acá me levanto a las 05H30. Tomo mate (la bebida típica de Uruguay) tranquilo y salgo 07H30 directo a laburar (trabajar). Hago 400 bloques por día. Laburo, laburo", resume Álvaro Brusti, de 34 años, de los cuales lleva cinco preso por robo a mano armada. Cuando salga de la cárcel espera poner una fábrica de bloques de hormigón para construcción, explica.


link: https://www.youtube.com/watch?v=dJBdV3M0CLc


Su producción, al igual que la de otros de sus compañeros, se vende a familiares de los presos y también a revendedores. Así los reclusos obtienen su paga, que les es depositada en una cuenta interna.

La mayor parte del dinero va para su familia y el resto se lo entregan en forma de "vales" que intercambia por productos fabricados por otros presos.

En esta cárcel se puede invitar a las visitas a almorzar a la pizzería o a la heladería "Cosas ricas", todo pagado con su trabajo.


link: https://www.youtube.com/watch?v=KYfWlYbK2Cc


"Me quedan dos años y cuatro meses. Mi conducta es derecha", dice Brusti, y confiesa que antes de estar preso nunca había trabajado. "Sufrí mucho. Me quiero ir para hacer las cosas bien".

En Uruguay, el nivel de reincidencia llegó a trepar al 60% de los liberados.
0
0
0
0
0No comments yet