Check the new version here

Popular channels

Uruguay- le roban dos veces y queda en sunga y crocs






EMPLEADO DE RENTADORA DE AUTOS LO ALIMENTÓ Y LE PRESTÓ ROPA

Punta del Este: roban dos veces a austríaco; queda en sunga y crocs
Un turista austríaco quedó con la sunga y los crocs que llevaba puestos cuando se le ocurrió bajar a la playa del arroyo Maldonado, ubicada donde hasta semanas atrás se encontraba el asentamiento "El Pulpito" de Punta del Este.




En la rentadora le prestaron ropa, lo alimentaron y llamaron al consulado austríaco.

El jueves dos motochorros le robaron primero la mochila que tenía en su poder. Luego, mientras denunciaba el arrebato en un destacamento policial, al parecer, los mismos delincuentes rompieron la ventana trasera del auto de alquiler que tenía en su poder. Luego movieron hacia adelante el asiento trasero para robar el otro bolso que tenía consigo.

El visitante quedó con lo puesto. Entre la mochila y el bolso quedó sin nada. Ni ropa, ni dinero, ni documentos. Solo con lo puesto. Esto es la sunga y los crocs.




Wolgfang Gartlgruber de 59 años viajó días atrás a Porto Alegre para participar de una serie de actividades deportivas. "Tiene que conocer Punta del Este. Queda en Uruguay. Es un lugar hermoso. Y además, muy seguro", le explicaron sus amigos gaúchos.

Tentado por el dato, Gartlgruber reservó por Internet el traslado, la estadía en un hotel de la zona y el alquiler de un automóvil sin chofer a la empresa Punta Car. En la noche del miércoles para el jueves, el austríaco viajó desde Porto Alegre en un ómnibus de la empresa TTL que lo dejó en la terminal de Punta del Este.

Una vez alojado en el establecimiento hotelero y con el automóvil en su poder, un Volkswagen Gol, se animó a recorrer la zona a partir de la información que pudo recolectar apenas llegó.

La plaza Neruda, existente entre los dos puentes ondulantes sobre el arroyo Maldonado, fue uno de esos puntos que le atrajo, como ocurre con los miles de visitantes que llegan por primera vez a Punta del Este.




Con la mochila en su poder, donde guardaba diversos efectos personales como tarjetas de crédito, dinero, teléfono, cámaras de fotos, entre otras pertenencias, bajó a conocer el lugar.

El visitante no se había percatado que sus pasos eran vigilados por dos delincuentes que circulaban en una moto a corta distancia. Gartlgruber bajó del auto y se dirigió hacia la playa.

"Estaba cansado. No pude dormir durante todo el viaje en ómnibus. Así que me tiré un rato en la arena donde me quedé dormido con la cabeza sobre la mochila. Cuando estaba dormido me sacaron la mochila de forma brusca. Ahí vi al ladrón corriendo hacia la calle", dijo.

El delincuente se subió a la moto manejada por el otro compinche. Ambos delincuentes se alejaron del lugar a toda velocidad. Al menos, eso creyó el austríaco quien advirtió que a cien metros se encontraba un destacamento policial.

En sunga marchó hacia la repartición policial. Mientras radicaba la denuncia, los mismos delincuentes, según parece, volvieron al lugar.

Uno de ellos rompió el vidrio trasero del automóvil alquilado. Los delincuentes forzaron el asiento de atrás y se llevaron el bolso que estaba en el baúl del vehículo. Desorientado, aturdido por lo ocurrido, Gartlgruber encontró el apoyo y la solidaridad del gerente de la empresa donde había alquilado el vehículo.

Roberto Casanova no sólo le prestó ropa. También se hizo cargo de su estadía en otro hotel de la zona. También de la alimentación. "¿Qué otra cosa podía hacer? Como uruguayo estoy muy avergonzado por todo lo ocurrido", contó Casanova, gerente de Punta Car.

El visitante austríaco también contó con el apoyo de Casanova para contactarse con el consulado austríaco en Buenos Aires para gestionar la documentación que le permita regresar a su país. Uno de sus hijos le giró dinero para poder hacer frente a la situación.

Casanova indicó a El País que días atrás tres turistas de los Estados Unidos sufrieron el mismo tipo de robo cuando dejaron el auto estacionado en Casapueblo. "Por suerte uno de ellos pudo salvar sus tarjetas de crédito. Los estaban esperando. No es la primera vez que ocurre. Pasa a menudo. Algo hay que hacer", expresó.




Asaltan a argentina
Una mujer argentina sufrióun asalto, ocurrió al mediodía de ayer cuando la víctima regresaba del supermercado hacia su residencia. La mujer fue interceptada por dos delincuentes que circulaban por la calle Budapest casi Taiwán, entre Roosevelt y el bulevar Artigas en la parada 7





0
0
0
0No comments yet